Se recargará la página automáticamente al seleccionar un año para mostrar el informe de actividades
 Buscador   Ir web de la CNDH

INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2019    Ayuda

Investigación, Formación Académica, Publicaciones y Biblioteca

Análisis Situacional

Antecedentes
El Objetivo número 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas está dedicado a la Educación de Calidad y plantea “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, lo que implica ampliar los beneficios de la educación a todas las personas.
 
En 2018, el Estado mexicano dio a conocer la Estrategia Nacional para la Puesta en Marcha de la Agenda 2030  la cual, por su proceso participativo de elaboración, es un insumo plural y democrático que busca inspirar nuevas soluciones a los retos del desarrollo sostenible, que identifica los principales retos del país para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como las grandes líneas de acción y metas que deberán guiar la política nacional de desarrollo hacia 2030.

Esta hoja de ruta establece lo realizado en cada una de las materias vinculadas a los Objetivos, el escenario deseado para el 2030 y las acciones necesarias para lograrlo. En la materia educativa que nos ocupa, durante 2019 se aprobó una nueva reforma constitucional en la materia que establece el derecho a la educación inicial y superior, así de una enseñanza intercultural, integral, inclusiva, equitativa y de excelencia. La adecuada implementación de dicha reforma será crucial para alcanzar las metas que nos hemos fijado para el cumplimiento del Objetivo 4.


Situación actual

La Estrategia Nacional para la Puesta en Marcha de la Agenda 2030  indica que “en el ciclo escolar 2017-2018, 78.5% de la población en edad escolar (de tres a 23 años) se matriculó en el Sistema Educativo Nacional”, con una cobertura casi universal a nivel primaria y crecimientos sostenidos a nivel secundaria y media superior [1], lo cual refleja el esfuerzo del Estado mexicano por hacer valer el derecho a acceder a la educación obligatoria en los últimos años. En ese mismo sentido, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en su último reporte titulado La educación obligatoria en México. Informe 2019, señala que “el sistema educativo mexicano posee un poco más de 36 millones de alumnos, de los cuales 30.9 millones están matriculados en algún nivel de educación obligatoria, los cuales son atendidos por 1.5 millones de docentes en 243,000 escuelas o planteles escolares en todo el país, las cuales en su mayoría son de sostenimiento público”.[2]

No obstante los logros en la educación básica, la cobertura y matrícula escolar se reducen en niveles educativos superiores, ya que en el ámbito de la enseñanza media superior la cobertura es de 84.6%, mientras que en la educación superior es de  38.4%[3] diez puntos porcentuales debajo de la media de América Latina y el Caribe (48.4%). En términos comparativos con países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México “la proporción de personas de 25 a 64 años de edad que contaban con estudios superiores era de 16%, mientras que el promedio de los países de la OCDE era de  36%". [4] Al interior del territorio nacional, las mayores diferencias se encuentran según el tamaño de la localidad, toda vez que la cifra de personas con este nivel educativo fue de 6.1% en zonas rurales contra 26.7% en zonas urbanas. [5]

Los indicadores sugieren que la condición económica es quizá el factor más determinante para el acceso a la educación, por lo que a fin de disminuir las inequidades de acceso a la educación entre diferentes grupos de población, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) en su reciente trabajo titulado Estudio Diagnóstico sobre el Derecho a la Educación en México 2018, sugiere que “se requiere mejorar la focalización de los apoyos o becas en las regiones con menores niveles de asistencia, ya que han identificado que las becas se concentran en los estudiantes pertenecientes a los deciles de ingreso más altos, quedando sin atención los estudiantes en los deciles más bajos, quienes son los que más requieren de estos apoyos, además de que dichos apoyos económicos se van reduciendo conforme avanza el nivel educativo”.[6]
 
Aunado a un replanteamiento de las becas como mecanismo para reducir las brechas de desigualdad, es necesario que la educación del Estado asegure la pertinencia cultural de materiales, personal y programas educativos, es decir, que garantice que los contenidos que forman parte de los diversos planes curriculares tengan un carácter diferenciado regionalmente y que cuenten con una perspectiva transversal de respeto a los Derechos Humanos, lo cual también será exitoso si se cuenta con personal docente con una formación de calidad también basada en el respeto a los Derechos Humanos de los alumnos. Si bien la recién presentada Reforma Educativa de 2019 hace referencia a estas particularidades regionales de manera enunciativa, aún no se cuenta con suficiente información que nos permita evaluar si en el diseño de los planes de estudio y en los libros de textos se respetarán dichas diferencias culturales.
  
Otro de los grandes retos en la educación obligatoria es identificar si los egresados cuentan con las habilidades, capacidades y los conocimientos necesarios para ingresar a la educación superior. Un ejemplo es que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) señala que para el ciclo escolar 2016-2017, solamente 51.4% de los aspirantes a una institución de educación superior fueron aceptados, ocupando 81.7% de los espacios ofertados, por lo que la causa de rechazo no se debe solo a una baja disponibilidad de lugares (no se ocuparon cerca del 20%), sino que los aspirantes no cubren con los estándares requeridos, lo cual es una situación preocupante toda vez que refleja la mala calidad en la educación y el escaso aprovechamiento por parte de los estudiantes.

Por lo que se refiere al financiamiento del sector educativo, datos de la OCDE, 2017, señalan que México se encuentra entre los países cuyo gasto nacional en educación se ubica un poco arriba del promedio del resto de países de dicha organización, sin embargo, los resultados no han sido los esperados, lo que indica que la propia entrega de mayores recursos no significa que se mejoren las capacidades de enseñanza en los sistemas educativos, que se ofrezcan más oportunidades de aprendizaje a los estudiantes y que mejoren los índices educativos de resultados y de equidad.  Por ejemplo, México destina el 5.4% de su gasto nacional respecto al Producto Interno Bruto (PIB) al rubro de educación, mientras que Argentina y Chile 5.6% y 5.2%, respectivamente.[7]
 
De acuerdo con el Estudio Diagnóstico sobre el Derecho a la Educación en México 2018, el 85.6% del financiamiento que recibe la educación en nuestro país se dirige al pago de la nómina educativa, mientras que el 14.4% restante se divide entre becas, apoyo administrativo, gastos relativos a infraestructura en los que se incluye mantenimiento, habilitación, construcción y reconstrucción, y otros gastos. La organización México Evalúa, por su parte, resalta que “la amplia proporción del financiamiento educativo destinado a pagos de docentes no es un problema por sí mismo, pero si se convierte en un obstáculo cuando se carece de novedosas formas para un exigir un cierto desempeño de este  grupo”.[8]

Ahora bien, sobre la oferta de programas de posgrado y de alumnos matriculados en los mismos, el panorama sigue reflejando las desigualdades estructurales entre las distintas entidades federativas y regiones del país. Los estados del centro del país (Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala), concentran la mayor parte de los mismos, con un total de 4,271 programas con 180,588 alumnos para el ciclo escolar 2017-2018, en comparación con la región sur-sureste del país (Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán) que posee 2,113 programas con un total de 44,693 alumnos inscritos.[9]  Por lo tanto, las brechas interestatales son una muestra de la asociación entre el nivel socioeconómico de los estudiantes y sus posibilidades de acceder a un grado escolar.

De manera específica, en lo relativo a los estudios de maestría y doctorado, el documento Visión y Acción 2030. Propuesta de la ANUIES para renovar la educación superior en México, señala que, siguiendo datos de la OCDE, en México solo el  1% de la población cuenta con estudios de maestría, lo que representa un nivel sumamente bajo respecto al promedio de los miembros de dicho organismo que es de 12%.[10] Por su parte, respecto al número de alumnos cursando estudios de doctorado, nuestro país ocupa el lugar 13 con 32,178 estudiantes registrados, cifra que representa más del triple de alumnos inscritos en el año 2000 y, no obstante que este dato es alentador, sigue siendo insuficiente, ya que México solo tiene 36 alumnos de doctorado por cada 100 mil habitantes mayores de 14 años, lo que nos posiciona nuevamente en el último lugar.[11]

Para la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), es necesario ampliar la oferta de estudios de posgrado en todas las áreas de conocimiento ya que ello es un indicador de la importancia que las sociedades otorgan a la formación avanzada de su población y a la democratización en el acceso al conocimiento humanístico, científico y tecnológico. El incremento de oportunidades de estudios superiores, con calidad y equidad, constituye un tema estratégico de la Agenda de todas las naciones.
 
No podemos soslayar que el financiamiento público de la educación superior constituye uno de los temas cruciales de la Agenda educativa y su solución es compleja y multicausal. Las condiciones en las que opera cada institución son diferentes y dependen de diversas dimensiones de carácter técnico-financiero hasta de orden jurídico y político; no obstante, es sustantivo otorgar certidumbre jurídica y presupuestal a éstas, puesto que de este modo se podrán asegurar las mínimas condiciones para el óptimo funcionamiento y para los deseados resultados, con infraestructura física en los servicios básicos y en el equipamiento tecnológico y acceso a internet en todas las escuelas, de acuerdo con criterios de accesibilidad universal. 

México cuenta con un sólido conjunto de instituciones de estudios superiores, sin embargo, resulta trascendental encaminar a las universidades a ser factores de cambio con responsabilidad social, que además de enfocarse a la mejora cotidiana de la actividad académica, con una ética ligada a valores democráticos y de respeto a los Derechos Humanos, contribuyan a la solución de los problemas locales, regionales y nacionales, así como a la satisfacción de las necesidades de sus entornos sociales mediante el análisis y las propuestas vanguardistas en diversos ámbitos de estudio.
 
El papel de estos centros de estudio para el logro de los Objetivos de la Agenda 2030 es de enorme importancia puesto que además del capital intelectual que generan, son el motor que permitirá garantizar una educación de calidad con acceso equitativo, a fin de que todas las personas, especialmente quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad, cuenten con un entorno propicio para la plena realización de sus derechos y capacidades, y para su participación activa en el desarrollo de la sociedad. Por ello, el seguimiento a los progresos que se realicen en la materia y a los compromisos derivados de la Agenda 2030 permitirá hacer un balance de lo que se ha avanzado y lo que aún está pendiente en la transformación educativa de México.
 
Por lo anterior, y en el ánimo de contribuir con la sociedad al cumplimiento de los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, y ante la escasa oferta de estudios de maestrías y doctorados con perfiles orientados a la formación de recursos humanos con las competencias necesarias para que los egresados diseñen, ejecuten y evalúen actividades de defensa, promoción, protección y garantía de Derechos Humanos, esta Comisión Nacional, con la finalidad de ampliar la cobertura educativa, reivindica el papel de las Universidades Públicas locales y fomentó el desarrollo de posgrados de calidad especializados en la materia.


Retos del Estado mexicano e indispensables para 2020
 
Para la CNDH es imprescindible que las universidades, centros de investigación e instituciones tecnológica y pedagógicas “conserven su capacidad de ser un entorno donde la reflexión y el entendimiento sean posibles mediante la pluralidad, la tolerancia y el respeto a las personas y a las ideas, para lo cual el reconocimiento y respeto de su autonomía es de primordial relevancia por ser cimientos de la actividad universitaria y la mejor garantía de que ésta se podrá llevar a cabo en los términos debidos y que le son pertinentes”.[12]

Ahora bien, siguiendo los Objetivos de la Agenda 2030, podemos enumerar alguno de los desafíos que en materia educativa a nivel superior se presentan:

1. Ampliación de la cobertura educativa con calidad y equidad, a fin de reducir las brechas entre entidades federativas y regiones, lo cual permitiría contar con una distribución más equitativa de las oportunidades educativas entre grupos sociales étnicos y regionales, con perspectiva de género y respeto a sus Derechos Humanos.

2. Otorgar certeza jurídica y presupuestal a las instituciones educativas para el fortalecimiento de los programas académicos, modalidades educativas y mecanismos dirigidos a facilitar el acceso.
3. Promover el aprendizaje en los espacios cotidianos, con acciones afirmativas que reduzcan las dificultades en acceso, permanencia y oportunidades educativas, especialmente para poblaciones vulnerables como niñas, niños y adolescentes con necesidades educativas especiales, en situación de pobreza, así como aquellos pertenecientes a pueblos indígenas, personas afrodescendientes, personas con discapacidad y aquellas que viven en lugares alejados y de difícil acceso.


4. Promover e incrementar la participación de las mujeres en las comunidades académicas y de investigación.
 
5. Fomentar en todos los niveles educativos la cultura de la no violencia, particularmente combatir la violencia de género y en contra de las personas en situación de vulnerabilidad.

6. Garantizar que en los planes de estudio se incorporen y se dé cumplimiento a las Recomendaciones que en materia de Derechos Humanos emitan las comisiones y organismos especializados en la materia.

7. Promover la vinculación permanente del sistema educativo con las necesidades del mercado laboral, a fin de coadyuvar a la movilidad social y ocupacional.
[1] Estrategia Nacional para la Puesta en Marcha de la Agenda 2030,  P. 53 Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/412433/Estrategia_Nacional_Implementacion_Agenda_2030.pdf
[2] Instituto Nacional sobre la Evaluación Educativa, La educación obligatoria en México. Informe 2019. Ciudad de México, 2019, p. 16.
[3] Estrategia Nacional para la Puesta en Marcha de la Agenda 2030op. cit., n. 1. 
[4] ANUIES, Visión y acción 2030. Propuesta de la ANUIES para renovar la educación superior en México. México, 2018, p. 28.
[5] Instituto Nacional sobre la Evaluación Educativa, La educación obligatoria en México. Informe 2016. Ciudad de México, 2016, pp.26 y 27.
[6] CONEVAL, Estudio Diagnóstico sobre el Derecho a la Educación en México 2018. México, 2018, p. 151. Disponible en  https://www.coneval.org.mx/Evaluacion/IEPSM/Documents/Derechos_Sociales/Estudio_Diag_Edu_2018.pdf
[8] México Evalúa, 10 Puntos para entender el gasto educativo en México. Disponible en: https://www.mexicoevalua.org/2011/01/01/10-puntos-para-entender-el-gasto-educativo-consideraciones-sobre-su-eficiencia
[9] SEP, Panorama de la Educación Superior Region Centro.  Ciclo Escolar 2017-2018. Disponible en http://www.dgesu.ses.sep.gob.mx/Estadisticas_Basicas_de_Educacion_Superior.aspx
[10] ANUIES, Visión y Acción 2030, op. cit., n. 4.
[11] Idem.
[12] Comunicado de Prensa DGC/ 139/19

CENADEH: la instancia académica de la CNDH

El Centro Nacional de Derechos Humanos (CENADEH) es la instancia a través de la cual la CNDH cumple su atribución de estudio, enseñanza y divulgación de los Derechos Humanos en el ámbito nacional e internacional. Para tal efecto, de conformidad con el Reglamento Interno de la Comisión Nacional y el Reglamento Interno del propio CENADEH, adoptado en 2006, este Centro tiene entre como funciones:
  1. Elaborar investigación académica e interdisciplinaria especializada en materia de Derechos Humanos;
  2. Promover el intercambio académico con instituciones nacionales e internacionales;
  3. Contribuir a la formación de investigadores en materia de Derechos Humanos;
  4. Dirigir, impulsar e incrementar el acervo de la Biblioteca de la Comisión Nacional, así como apoyar, a través de los servicios bibliotecarios con los que cuenta, a los órganos y unidades administrativas de la Comisión Nacional, investigadores, especialistas y público en general;
  5. Organizar el material y supervisar la publicación de la Gaceta;
  6. Programar, previo dictamen y coordinar la edición de las publicaciones que realice la Comisión Nacional;
  7. Supervisar las actividades de distribución y comercialización de las publicaciones;
  8. Colaborar con la Dirección General de Planeación y Análisis en la elaboración del informe anual de actividades;
  9. Organizar e impartir programas de formación académica en el campo de los Derechos Humanos, ya sea por sí mismo o en colaboración con instituciones nacionales o extranjeras, y
  10. Las demás que le confieran las disposiciones legales, así como aquellas que le asigne el presidente de la Comisión Nacional.

Convenios

Durante 2019, la CNDH reafirmó la articulación de esfuerzos con distintas entidades educativas a fin de extender la posibilidad de ofrecer los estudios de Maestría y Doctorado Interinstitucional en materia de Derechos Humanos que ha ofertado desde el año 2016 y 2017, respectivamente. Por ello, en 2019 se firmaron dos adendas al Convenio de Colaboración para la impartición de la Maestría y Doctorado Interinstitucional en Derechos Humanos, en las cuales, con fecha 9 de abril, se incorporó a la Universidad Autónoma de Chihuahua y, con fecha 27 mayo, a la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Cabe destacar que la Universidad Autónoma de Tamaulipas comenzó actividades docentes de la maestría en el mes de marzo de 2019 y la Universidad Autónoma de Chihuahua durante el mes de septiembre del mismo año. Por su lado, la Universidad Iberoamericana solo participará en el programa del Doctorado y publicará su convocatoria de conformidad con los acuerdos del Comité Académico.

Asimismo, el 19 de agosto del presente, se celebró convenio específico de colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México, representada por el Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, con el objeto de realizar la reimpresión de los primeros nueve libros que integran la colección titulada: Estándares del Sistema Interamericano de Derechos Humanos: miradas complementarias desde la academia, y la realización de la primera coedición de dos libros más denominados Desaparición Forzada de personas y derecho a la verdad en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos y Derechos Humanos de las Personas Mayores, los cuales también formarán parte de la colección.

Formación Académica especializada en Derechos Humanos

Para la Comisión Nacional, cuando las personas acceden a una educación de calidad, pueden escapar del ciclo de la pobreza, dado que la educación contribuye a reducir las desigualdades y a lograr la igualdad de género. Por ello, reivindica el papel de las universidades públicas y privadas como espacios donde la reflexión y el entendimiento son posibles mediante la pluralidad, la tolerancia y el respeto a las personas y a las ideas.

Siguiendo esta premisa, este Organismo Nacional sigue trabajando de forma coordinada con varios centros de estudios especializados como el Centro de Estudios Superiores Navales (CESNAV) de la Secretaría de Marina, e Instituciones Educativas a nivel nacional e internacional para la formación académica de todos aquellos que buscan profundizar sus conocimientos en materia de Derechos Humanos, siendo las actividades de este año, en este ámbito, las siguientes:


Colaboración con CESNAV

Como parte de las actividades académicas llevadas a cabo entre la Secretaría de Marina y la CNDH, a raíz del Convenio General de colaboración de 2016, se ha impartido la asignatura de Derechos Humanos en los diferentes programas de posgrado del Centro de Estudios Superiores Navales, impartiéndose durante los meses de enero, febrero, abril, mayo, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre un total de 149 sesiones. 


Maestría Interinstitucional en Derechos Humanos
En enero, 68 alumnos (32 mujeres y 36 hombres) de la primera generación, de la sede en Ciudad de México, concluyeron las unidades temáticas presenciales, sumando con ello un total de 190 egresados de todas las sedes, mismos que comenzaron sus respectivos procesos de titulación, a fin de que puedan obtener el título emitido por la institución académica a la cual se inscribieron.

Asimismo, los 65 alumnos (38 mujeres y 27 hombres) de la segunda generación, de la sede en Ciudad de México, cursaron las siguientes unidades de aprendizaje:
 

  1. Genealogía de los Derechos Humanos, los días 18 y 19 de enero, impartido por el Dr. Alejandro Sahui Maldonado de la Universidad Autónoma de Campeche.
  2. Sociología de los Derechos Humanos, los días 22 y 23 de febrero, impartido por el Dr. José Israel Herrera de la Universidad Autónoma de Campeche.
  3. Fundamentos de los Derechos Humanos, los días 29 y 30 de marzo, impartidos por el Dr. Mario Alfredo Sánchez Hernández de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.
  4. Alcances del artículo 1o.: constitucionalidad multinivel, los días 26 y 27 de abril, impartidos por el Dr. Luis González Placencia, de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.
  5. Relación entre normas, jurisprudencia y criterios generales de interpretación y aplicación, los días 24 y 25 de mayo, impartido por el Dr. José Alfredo Muñoz Delgado, de la Universidad de Guanajuato.
  6. Marco constitucional de derechos 1: los derechos de fuente constitucional, los días 28 y 29 de junio, impartido por el Dr. José de Jesús Guzmán Morales, profesor de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.
  7. Marco Constitucional de Derechos 2: los derechos de fuente convencional, los días 30 y 31 de agosto, impartido por el Dr. Leandro Eduardo Astraín Bañuelos, profesor de la Universidad de Guanajuato.
  8. Marco Constitucional de Derechos 3: los derechos en la jurisprudencia nacional e internacional, los días 27 y 28 de septiembre, impartido por el Dr. Víctor Manuel Colli Ek, profesor de la Universidad Autónoma de Campeche.
  9. Criterios orientadores y soft law, los días 25 y 26 de octubre, impartido por el Dr. Enrique Villalovos Lozano, profesor de la Universidad Autónoma de Chihuahua.
  10. El sistema nacional no jurisdiccional de protección de Derechos Humanos: origen y evolución, los días 22 y 23 de noviembre, impartido por el Mtro. Arturo G. Larios Díaz, investigador del CENADEH.
  11. El sistema nacional jurisdiccional de protección de Derechos Humanos: órganos, relaciones y funcionalidad respecto del SNJPDH, los días 6 y 7 de diciembre, impartido por el Mtro. Alfredo Acuña Pacheco, investigador del CENADEH.
Doctorado Interinstitucional en Derechos Humanos
Las y los alumnos inscritos en Ciudad de México (tres mujeres y cinco hombres) continuaron con la elaboración de sus tesis de doctorado bajo la asesoría de sus tutores principales y co-tutores.

Durante este año, el 30 de abril y el 24 de septiembre, respectivamente, se llevaron a cabo el tercero y cuarto Coloquio Intrasede, en los cuales las y los estudiantes presentaron los avances de sus tesis doctorales al grupo de docentes que conforman el Núcleo Académico Básico (NAB).

De igual forma, los días 3, 6, 7, 11, 13 y 26 de junio; y 5, 12, 13 y 19 de noviembre, se llevaron a cabo Comités Tutoriales, en los cuales, para ser evaluados, realizaron una exposición de su trabajo previamente avalado por su director de tesis, ante tres miembros del núcleo académico básico del CENADEH.

Cabe agregar que el 7 y 8 de noviembre se realizó el Segundo Coloquio Intersedes en la ciudad de Guanajuato, Guanajuato. Dicho evento reunió a las y los estudiantes de todas las sedes del Doctorado Interinstitucional de Derechos Humanos, y los núcleos académicos básicos de las mismas, con la finalidad de que las alumnas y los alumnos presentaran sus avances y recibieran retroalimentación.

 
Especialidad en Derechos Humanos impartida por la Universidad de Castilla-La Mancha, en colaboración con la CNDH.
 
Durante 2019, los 50 alumnos matriculados (31 mujeres y 19 hombres) dieron continuidad a los cursos de este programa con las siguientes materias:

  • “Concepto y fundamento de los Derechos Humanos”;
  • “Origen histórico de los Derechos Humanos”;
  • “La Protección Jurisdiccional de los Derechos Humanos”;
  • “Grandes retos de los Derechos Humanos en el siglo XXI”;
  • “Los derechos políticos”;
  • “Derecho Internacional de los Derechos Humanos y su Protección Universal”;
  • “Protección constitucional de Derechos Humanos en México”;
  • “Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos y Jurisprudencia”;
  • “La Comisión Nacional de los Derechos Humanos y sus atribuciones: análisis del artículo 102 Constitucional”;
  • “Otros medios no jurisdiccionales de protección de los Derechos Humanos”;
  • “Acciones de Inconstitucionalidad y Juicio de Amparo”;
  • “Sistema Nacional de Atención a Víctimas (SNAV)”;
  • “Estado de bienestar y garantía de los derechos sociales”, y
  • “La protección regional de los Derechos Humanos”.

El 7 de junio concluyeron las actividades académicas y se realizó la ceremonia de entrega de 49 títulos de Especialistas, divididos en 30 para mujeres y 19 para hombres.

El 17 de junio comenzó la difusión de la convocatoria para la edición 2019-2020 de la Especialidad en Derechos Humanos, y con fecha 12 de septiembre, el Comité Evaluador del proceso de selección determinó aceptar a 44 estudiantes (30 mujeres y 14 hombres) que cumplieron con los requisitos de ingreso establecidos en la convocatoria, quienes iniciaron clases en el mes de octubre, impartiéndose los siguientes módulos: 1. Los derechos del ámbito personal y los derechos de libertad y  2. El Ombudsman: origen y desarrollo (del 14 a 17 de octubre), impartidos por la Dra. María Elena Rebato Peño; 3. Concepto y fundamento de los Derechos Humanos y 4. Origen y desarrollo histórico de los Derechos Humanos (del 25 al 28 de noviembre) impartidos por el Dr. Francisco Javier Díaz Revorio y la Dra. María José Majano Caño, respectivamente.


Máster en Derecho Constitucional impartido por la Universidad de Castilla-La Mancha, en colaboración con la CNDH.

Los 16 alumnos matriculados en la edición 2018 de este programa, coordinado e impartido por la Universidad de Castilla La-Mancha, se presentaron los días 5, 6 y 8 de febrero a cursar el módulo: Principios Constitucionales en la Perspectiva Europea y Latinoamericana, impartido por el Dr. Francisco Javier Díaz Revorio, de la Universidad de Castilla-La Mancha.
 
Aunado a lo anterior, los días 17 y 18 de octubre, se celebraron los Tribunales de Defensa, en donde ocho alumnos (3 mujeres y 5 hombres),  de la generación 2018 defendieron el avance de sus trabajos de investigación.

Por lo que respecta a la generación 2019, los días 14, 15 y 16 de octubre se realizaron las sesiones presenciales correspondientes al módulo Derechos Fundamentales en el Sistema Constitucional I y II, impartido por la Dra. María Elena Rebato Peño; y con fechas 25, 27 y 28 de noviembre, se llevó a cabo el módulo Principios Constitucionales en la Perspectiva Europea y Latinoamericana, impartido por el Dr. Francisco Javier Díaz Revorio.

Estudios e Investigaciones

Durante 2019, se llevaron a cabo 12 sesiones del Claustro Académico, en las que se presentaron los avances de investigación de los siguientes temas:
  • Definición y principios de Derechos Humanos (29 de enero);
  • Hacia un sistema nacional de protección no jurisdiccional de Derechos Humanos (27 de febrero);
  • Derecho y guerra en Mesoamérica. Un antecedente del Derecho Internacional Humanitario (28 de marzo);
  • Ayotzinapa: Recomendación General 15VG /2018 (25 de abril);
  • Retos y desafíos de la migración transnacional del siglo XXI, (28 de mayo);
  • Las personas con discapacidad: retos pendientes para los Derechos Humanos en México (27 de junio);
  • Economía y Derechos Humanos (30 de julio);
  • Trayectorias de convergencia y divergencia: seguridad y Derechos Humanos en Colombia y México (23 de agosto);
  • Salud mental en el trabajo (26 de septiembre);
  • La necesidad de un sistema nacional de organismos públicos de Derechos Humanos (31 de octubre);
  • Proyecto de libro sobre violaciones graves en el sexenio 2012-2018 (28 de noviembre), y
  • Análisis de la protección jurisdiccional de los Derechos Humanos (16 de diciembre).
Comité Editorial

De igual forma, en este año el Comité Editorial de la CNDH,  el cual se integra por 10 especialistas [13] que realizan dictámenes dobles ciego,  sesionó en seis ocasiones de manera bimestral, aprobándose un total de 21 productos académicos  para publicación, productos que buscan ofrecer propuestas para atender las necesidades y problemáticas actuales del país en materia de Derechos Humanos, mismos que derivan de las siguientes líneas de investigación desarrolladas por las y los investigadores del CENADEH:

Derecho Internacional y constitucional
 
En lo que toca al tema del derecho internacional y constitucional de los Derechos Humanos se evaluó la situación de los mismos en el ámbito nacional a la luz de los ordenamientos internacional y doméstico. En este sentido, se verificó el grado de correspondencia entre el marco regulatorio de protección de Derechos Humanos y la realidad, y se formularon algunas propuestas o recomendaciones a fin de elevar la protección y garantía de los Derechos Humanos de ciertos grupos. 

 
Seguridad y Derechos Humanos

Como parte de las líneas relativas a la seguridad y Derechos Humanos se desarrolló un proyecto que atendió a la necesidad de desarrollar políticas y medidas de prevención de hechos violatorios mediante la investigación aplicada en el ámbito de la seguridad pública e interior. Se planteó investigar, sistematizar y analizar elementos y variables que enlazan la defensa de los derecho humanos en el ámbito de las actividades en seguridad de las corporaciones militares y policiacas, principalmente federales. Algunas de las líneas institucionales relacionadas son cultura de paz y prevención de la violencia social, ejecución extrajudicial, desaparición forzada y Ley General de Desaparición Forzada y Ley General contra la Tortura, Desplazamiento forzado. 
 
Políticas públicas

De igual forma, se realizó una investigación acerca del concepto de Derechos Humanos y los principios que lo sustentan, con relación a la perspectiva de las políticas públicas del Gobierno de México para el período 2018-2024. Se presentó un estudio del concepto de Derechos Humanos y del movimiento que ha representado a nivel mundial, sobre todo a partir de los años setenta, en aras de definir el tratamiento y lugar que puede tener durante la Administración Federal 2018-202
 
Pueblos Indígenas y derechos de grupos en situación de vulnerabilidad

 
Ahora bien, desde la perspectiva de los derechos de los pueblos indígenas y los derechos de grupos en situación de vulnerabilidad, se vinculó esta temática con algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos en la Agenda 2030. Cabe resaltar, que una de las lagunas de la misma, es la no referencia directa a la problemática de los pueblos indígenas. No obstante, en el interior de varios de los objetivos es posible desprender elementos que contribuyan a fortalecer los derechos de los pueblos indígenas y grupos en situación de vulnerabilidad, como la población con alguna discapacidad que le impide el goce pleno de sus Derechos Humanos. 
 
Derecho a la verdad, la justicia y reparación del daño de las víctimas de violaciones de Derechos Humanos
 
Por otra parte, se lleva a cabo una investigación sobre los mecanismos ordinarios y extraordinarios para garantizar los derechos a la verdad, la justicia y la reparación del daño de las víctimas de violaciones de Derechos Humanos en México, a fin de contribuir al debate nacional en la materia, a la construcción de políticas públicas y al fortalecimiento de la posición institucional. Mediante este proyecto se dio seguimiento al desarrollo y la implementación de los distintos mecanismos normativos e institucionales establecidos a fin de garantizar los derechos de las víctimas de violaciones a Derechos Humanos a la verdad, la justicia y la reparación, a fin de contribuir a su fortalecimiento a través de propuestas de política pública. Del mismo modo, se participó en el análisis de los distintos mecanismos excepcionales, o bien, específicos de verdad, justicia y reparación, con el fin de aportar a la mejor garantía de los derechos de las víctimas. En ambos casos, también se abonó al fortalecimiento de la posición institucional en dichos temas.

Cabe destacar que los productos entregados que forman parte de los proyectos de investigación, antes señalados, han sido discutidos y analizados por los miembros del Comité Editorial, el cual se compone por diez integrantes que realizan dictámenes doble-ciego y se reúnen de manera bimestral para discutir en pleno ambos dictámenes y adoptar una decisión colegiada que determina si las obras cumplen con los requisitos de calidad para ser publicadas bajo el sello de la Comisión Nacional. 
 
 [13] Dra. Marisol Anglés Hernández (Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM); Dr. Manuel Becerra Ramírez (Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM); Mtro. Jesús Ceniceros Cortés (Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM); Dr. Napoleón Conde Gaxiola (Instituto Politécnico Nacional, IPN); Dra. Carina Gómez Fröde (Comisión Nacional de Arbitraje Médico); Dra. Nuria González Martin (Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM); Dr. Rosalío López Durán (Facultad de Derecho, UNAM); Dra. María del Socorro Marquina Sánchez (Facultad de Derecho, UNAM); Dr. Víctor Manuel Rojas Amandi (Escuela Judicial del Estado de México); Dr. Alejandro Rosillo Martínez (Universidad Autónoma de San Luis Potosí); y el Mtro. Jesús Ceniceros Cortés (Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM). 

Respuesta a necesidades actuales

Con la finalidad de impulsar y ampliar la cobertura de las actividades de promoción y difusión de los Derechos Humanos, se logró aumentar las actividades a través de la realización de múltiples mesas de análisis  en el marco del Ciclo de conferencias Argumentando los Derechos Humanos, mediante las cuales se logró la sensibilización del público asistente en temáticas relacionadas con: Asilo y refugio y la caravana migrante, Delitos ambientales y la gestión ambiental, Balance del sistema penal acusatorio, El papel de los tribunales en la reivindicación de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, Desafíos en la garantía de los derechos reproductivos, La importancia de la sociedad civil en la realización de los Derechos Humanos, Impunidad y violaciones graves a los Derechos Humanos en el ámbito internacional, El papel de las Universidades en la promoción de los Derechos Humanos, Efectos del Calentamiento Global en el ejercicio de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, Efectos del Calentamiento Global en el ejercicio de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, Ética y responsabilidad social en el uso de las redes sociales, La invisibilización de las violaciones a los Derechos Humanos de la gente de mar,  Responsabilidad de los Estados por actos de empresas en materia de Derechos Humanos, La práctica de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en el Sistema de Justicia Penal, Cláusulas de exclusión del Estatuto de Refugiados: ¿Garantía de efectividad o vestigio discriminatorio en la protección?, "El derecho a un medio ambiente sano, entre otras. Cabe mencionar que los temas antes referidos obedecen a necesidades actuales del país.


 

Vinculación Institucional

Durante el 2019, la CNDH reafirmó esfuerzos con diversas Instituciones a nivel nacional, entre ellas, y para las actividades de vinculación por formación académica, se encuentra el Centro de Estudios Superiores Navales de la Secretaría de Marina; la Universidad Nacional Autónoma de México; la Universidad Autónoma de Tlaxcala; la Universidad Autónoma de Tamaulipas; la Universidad Autónoma de Baja California Sur; la Universidad Autónoma de Chihuahua; la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; las Casas de la Cultura Jurídica de los estados de Tamaulipas, Tabasco y Baja California; las comisiones estatales de Derechos Humanos de Chiapas, Durango, Estado de México y San Luis Potosí; el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Juárez del Estado de Durango; la Universidad Juárez del Estado de Durango; la Universidad Autónoma de Campeche;  la Universidad de Guanajuato;  la Universidad de Castilla – La Mancha;  y la Escuela de Inteligencia para la Seguridad Nacional (ESISEN). Respecto a la vinculación por difusión, se encuentran Organismos locales de protección y defensa a los Derechos Humanos como las Comisiones Estatales de Derechos Humanos de San Luis Potosí y del Estado de México; así como el Sindicato Nacional Unificado de Trabajadores de la Secretaría del Bienestar, el Senado de la República, y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, entre otros.
 

Medidas correctivas

A fin de instrumentar medidas correctivas a las actividades cotidianas de estudio y divulgación, la Secretaría Académica del CENADEH formuló observaciones al desempeño de las y los investigadores durante las sesiones mensuales del Claustro Académico y a través del seguimiento de sus informes mensuales de actividades; asimismo, respecto al cumplimiento de la calendarización de entrega de productos de investigación por parte de las y los investigadores durante las sesiones mensuales del Claustro Académico.

Difusión en materia de Derechos Humanos

La Comisión Nacional refrenda su interés por difundir mediante distintos mecanismos el debate sobre las principales temáticas en Derechos Humanos que ocupan parte de la Agenda en nuestro país.  En el tema de la edición de publicaciones, la Comisión Nacional busca constantemente hacer llegar las publicaciones a un mayor número de personas, que puedan replicar los contenidos de dichos materiales en sus entornos más inmediatos y con ello, propiciar un efecto multiplicador de los mismos. Las cifras de los materiales distribuidos al 31 de diciembre de 2019, tanto de manera interna como externa, ascienden a un total de 2,821,502.
 
Cabe señalar que, las publicaciones editadas por la CNDH, se han distribuido   en todas las entidades federativas del país, de manera gratuita y a petición de instituciones públicas, centros académicos de diverso nivel educativo, organizaciones de la sociedad civil y público en general, buscando promover y difundir una cultura de respeto a los Derechos Humanos en la población en general.
 


 

Publicaciones en Materia de Derechos Humanos

Las publicaciones editadas bajo el sello de la Comisión Nacional tratan de constituirse no sólo como fuentes de consulta para aquellos estudiosos interesados en las variadas problemáticas de los Derechos Humanos, sino que también aspiran a fungir como materiales que abran el camino a nuevas reflexiones y debates desde diferentes perspectivas, que coadyuven en un mejoramiento del engranaje institucional en la materia, así como en la propuesta de nuevas políticas públicas enfocadas al robustecimiento de los sistemas de protección y garantía de los Derechos Humanos.

En este año, se llevó a cabo, la impresión y publicación de un tiraje de 1,871,483 ejemplares, conformados por libros y revistas especializadas, cuadernos, folletos, fascículos cartillas, dípticos, trípticos, cuadrípticos, carteles, juegos didácticos, cuadernos en braille, entre otros, que abordan temas generales y especializados en materia de Derechos Humanos y difunden los derechos de grupos de atención prioritaria como, por ejemplo, niñas, niños y adolescentes, personas con discapacidad, migración, indígenas, mujeres, víctimas del delito, entre otros, y cuyos títulos se desagregan en el correspondiente anexo y que han sido elaborados por las diversas Unidades Responsables que integran esta Comisión Nacional. 

Asimismo, cabe destacar que en la librería digital de este organismo nacional se encuentran digitalizadas 917 trabajos, dentro de las cuales comprenden libros, folletos, cartillas, entre otros. 

Otro mecanismo de difusión se produce a través del Centro de Documentación y Biblioteca de la CNDH el cual reúne información de carácter especializado en materia de Derechos Humanos y temas afines, con la finalidad de apoyar a través de sus servicios a los órganos y unidades administrativas de la Comisión, investigadores, especialistas y público en general, en el conocimiento, estudio y divulgación de los Derechos Humanos. Durante el periodo que se informa, el acervo se incrementó con 1,066 obras que se adquirieron por donación o producción editorial de la Comisión Nacional. Actualmente, el  acervo se conforma por 56,578 volúmenes especializados en Derechos Humanos y temas afines.

A su vez, el Centro facilita a los usuarios el acceso a las colecciones a través de los servicios bibliotecarios mediante préstamo de obras y búsquedas especializadas en línea. En este mismo año, se informa atendieron 319 personas, usuarios internos (personal de la Comisión) y externos, de los cuales 170 son mujeres y 149 hombres.
A fin de fomentar y dar continuidad a las relaciones de colaboración bibliotecaria contamos con la aceptación de 18 instrumentos de colaboración permanentes y 2 con vigencia definida.
 
Asimismo, y debido al incremento del acervo de la Biblioteca, la CNDH se vio en la necesidad de realizar la mudanza del Centro de Documentación y Biblioteca ubicado anteriormente en el edificio de la sede localizada en avenida Río Magdalena #108, Tizapán San Ángel, Álvaro Obregón C.P. 01090, Ciudad de México, al edificio de la calle de Oklahoma, número 133, colonia Nápoles, Alcaldía Benito Juárez, C.P. 03810, en la Ciudad de México, ambas ubicaciones son instalaciones del Centro Nacional de Derechos Humanos (CENADEH) de la CNDH.

La Comisión Nacional mantiene su compromiso por ofrecer al público en general material especializado y de divulgación, que, desde perspectivas claras y sencillas, contribuya al conocimiento de los Derechos Humanos y de los medios para hacerlos exigibles.
 

Acciones de promoción y formación académica

En este esfuerzo por difundir una cultura de los Derechos Humanos, se ha dado continuidad con el Ciclo Argumentando los Derechos Humanos, en el cual se organizaron 17 mesas de análisis, donde se abordaron temas como: Asilo y refugio y la caravana migrante; Delitos ambientales y la gestión ambiental; Balance del sistema penal acusatorio; El Papel de los Tribunales en la Reivindicación de los Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas; Desafíos en la Garantía de los Derechos Reproductivos; La importancia de la Sociedad Civil en la Realización de los Derechos Humanos; Impunidad y Violaciones Graves a los Derechos humanos en el Ámbito Internacional; El Papel de las Universidades en la Promoción de los Derechos Humanos; Efectos del Calentamiento Global en el Ejercicio de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales; Ética y Responsabilidad Social en el Uso de las Redes Sociales; La Invisibilización de las Violaciones a los Derechos Humanos de la Gente de Mar,  Responsabilidad de los Estados por actos de empresas en materia de Derechos Humanos; La Práctica de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes en el Sistema de Justicia Penal; Cláusulas de exclusión del Estatuto de Refugiados:¿Garantía de efectividad o vestigio discriminatorio en la protección?; El derecho a un medio ambiente sano; entre otras. Con la intención de propiciar debates más plurales e incluyentes, en este año se invitaron destacados ponentes provenientes de distintas dependencias del sector público, sector privado, educativo y de la sociedad civil.

En el desglose de actividades correspondiente a las acciones impulsadas en el ámbito de la promoción y capacitación en Derechos Humanos, se incluyen las organizadas y realizadas en las instalaciones del Centro Nacional de Derechos Humanos, así como aquellas en las que participó el personal de este Centro mediante invitación de alguna institución externa, en actividades relacionadas con conferencias y clases para programas de Especialidad, Diplomado, Maestría y Doctorado. El total de asistentes a las actividades asciende a 7,608 divididos entre 2,404 mujeres y 5,204 hombres.
 
Herramientas para accesibilidad