Se recargará la página automáticamente al seleccionar un año para mostrar el informe de actividades
 Buscador   Ir web de la CNDH

Periodistas y Personas Defensoras Civiles

Análisis Situacional de los Derechos Humanos de Periodistas y Personas Defensoras

Antecedentes
 
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha expresado en reiteradas ocasiones su preocupación por la situación alarmante que enfrentan en el país las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, así como por  la omisión con que se han conducido hasta ahora las autoridades ante el aumento de agresiones contra estos dos grupos que, a riesgo de su propia vida, defienden a quienes han sido víctimas del abuso de poder, además de informar a la sociedad y realizar denuncias públicas.
 
Los ataques, agravios, descalificaciones y crímenes en su contra deber ser tema prioritario para todas las autoridades, quienes deben tener una actitud de reconocimiento, confianza y cooperación con aquellas personas que informan a la sociedad y defienden a las víctimas de la vulneración de sus derechos y dignidad.
 
Para esta Comisión Nacional, la actividad de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas es vital, pues son la voz de la sociedad, de diversos colectivos y temáticas que requieren atención pronta y decidida de las autoridades, ya que desarrollan una intensa labor en distintos ámbitos y sus acciones se realizan en un contexto en que la intervención de los gobiernos federal, estatales y municipales no ha sido suficiente para garantizar de manera integral la vigencia de los derechos en el país.
 
Es por ello que la CNDH expresa su preocupación por los actos de violencia y agresiones que continúan enfrentando las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, ya que con motivo de la labor que realizan en beneficio de la sociedad ponen en riesgo su integridad, seguridad personal y vida, circunstancia que se agrava cuando se trata de mujeres, quienes además enfrentan ataques y riesgos relacionados con su género, como violencia sexual, amenazas y difamación.
 
La subsistencia de actos de estigmatización, intimidación, amenazas, criminalización, acoso, e impunidad en los delitos de que son víctimas los integrantes de estos dos grupos en situación de riesgo como consecuencia de su labor, hace imperativo el cumplimiento del deber del Estado para proporcionarles seguridad, así como para investigar y evitar su revictimización, y la de sus familias.
 
Este Organismo Nacional reitera el llamado hecho tanto a las autoridades, como a la sociedad civil, a medios de comunicación, a instituciones nacionales de derechos humanos y a toda persona que busque vivir en comunidades democráticas a alzar la voz y trabajar conjuntamente para generar condiciones óptimas en que las personas defensoras de derechos humanos y periodistas realicen sus actividades de manera libre y segura.
 
Contexto Actual
 
La CNDH advierte que aunado al alto índice de agresiones en contra de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, subsisten circunstancias que inciden en los altos niveles de inseguridad e incrementan las condiciones de riesgo que enfrentan con motivo de su labor, de manera enunciativa, se señalan las siguientes[1]:
 
  1. Vacíos legales y/o subsistencia de tipos penales que son empleados para criminalizar u obstaculizar su labor.
  2. Falta de mecanismos y acciones en las entidades federativas para prevenir, proteger e investigar las agresiones en su contra.
  3. Falta de coordinación entre las fiscalías y procuradurías locales con la Fiscalía General de la República para la investigación de delitos cometidos en agravio de estos dos grupos en situación de riesgo, lo que además de duplicar las actuaciones, impide a las víctimas directas o indirectas tener certeza respecto a la autoridad a la que deben acudir.
  4. Falta de fiscalías especializadas
  5. Falta de protocolos de investigación que proporcionen herramientas útiles a los agentes del ministerio público para agotar las líneas de investigación relacionadas con la labor de las víctimas con lo que se obstaculiza el acceso a la justicia de periodistas, personas defensoras y de sus familiares.
De acuerdo con la información con que cuenta este Organismo Nacional durante 2019 el índice de agresiones en contra de personas defensoras de derechos humanos y periodistas aumentó, tal y como se advierte del número de medidas cautelaras solicitadas en este año.
 
De los Informes Anuales de actividades de la CNDH publicados en años anteriores se advierte este notable incremento. [2] Al cierre de 2014, se solicitaron en 11 ocasiones medidas cautelares a favor de periodistas y en 4 ocasiones a favor de personas defensoras. 

En 2015 se solicitaron en 6 ocasiones medidas cautelares en favor de personas que ejercen el periodismo y en 12 ocasiones para personas defensoras a fin de garantizar su seguridad e integridad física.
 
En 2016, el número de estas solicitudes aumentó a 27 en favor de periodistas,  comunicadores, comunicadoras y 28 en favor de personas defensoras.
 
Para 2017 el incremento fue mayor, puesto que se solicitaron 66 medidas cautelares para la protección de periodistas y 32 a favor de personas defensoras de derechos humanos.
 
En 2018 el número de solicitudes de medidas cautelares creció de forma alarmante, ya que en ese año se solicitaron en 141 ocasiones medidas cautelares, 96 en favor de periodistas, reporteros, reporteras y  de diversos medios de comunicación, y 45 en beneficio de personas defensoras civiles de derechos humanos e integrantes de organismos no gubernamentales.

En 2019 se solicitaron en 91 ocasiones medidas cautelares a favor de periodistas,  reporteros y reporteras en 63 ocasiones en favor de defensores civiles e integrantes de organismos no gubernamentales.


Medidas cautelares

 Medidas Cautelares Columna: 201420152016201720182019


Por otra parte, las agresiones directas más graves que pueden sufrir las personas defensoras de derechos humanos y periodistas como son los homicidios y desapariciones continúan ocurriendo. De acuerdo con los datos con que cuenta este Organismo Nacional en el periodo comprendido entre el 2000 al 18 de diciembre de 2019 la CNDH ha registrado 153 homicidios de periodistas, de los cuales 16 casos corresponden a mujeres, lo que equivale al 10.45%.

En el caso de las personas defensoras de derechos humanos de 2006 al 18 de  diciembre de 2019, se han registrado un total de 49 homicidios, de los cuales 17 casos corresponden a mujeres, lo que equivale al 34.6%.
 
2019 no ha sido la excepción en cuanto a la ocurrencia y frecuencia de estos lamentables acontecimientos, del 01 de enero al 18 de diciembre de 2019 se han registrado 12 homicidios de periodistas y 9 de personas defensoras de derechos humanos, entre estos se encuentra el caso del señor Rafael Murúa Manríquez, periodista, locutor y director de la radio comunitaria Radio Kashana en Santa Rosalía, municipio de Mulegé, Baja California, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida con disparos de arma de fuego el 20 de enero de 2019, después de haber sido reportado como desaparecido. 

El periodista Francisco Romero Díaz, conocido popularmente como el “Ñaca-Ñaca”, fue privado de la vida la mañana del 16 de mayo de 2019 en Playa del Carmen. Su cuerpo fue encontrado alrededor de las 6:00 horas frente al bar “La Gota” en la colonia Ejidal. Romero fue colaborador del periodista Rubén Pat, asesinado el año pasado en Playa del Carmen, Quintana Roo. El cuerpo del comunicador presentaba lesiones por golpes y recibió el “tiro de gracia” en la cabeza. Francisco Romero era dueño de la página informativa “Ocurrió Aquí”, especializada en coberturas en directo de sucesos policiacos a través de redes sociales, principalmente en Facebook.
 
La periodista Norma Sarabia Garduza, corresponsal en Huimanguillo Tabasco, del diario Tabasco hoy durante más de 15 años fue atacada frente a su domicilio por dos sujetos armados que dispararon desde una motocicleta frente a su domicilio.

El periodista Rogelio Barragán, director del medio “Guerrero al Instante”, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en la cajuela de un vehículo en el municipio de Zacatepec, Morelos. El cuerpo presentaba golpes y en la cabeza un disparo con arma de fuego.

El periodista Jorge Celestino Ruiz Vázquez, reportero de “El Gráfico de Xalapa” en Veracruz, fue privado de la vida el 2 de agosto de 2019 en la comunidad de La Bocanita, en el municipio de Actopan, Veracruz. De acuerdo con autoridades, el periodista había sido amenazado de muerte y en tres ocasiones su domicilio fue atacado con disparos de arma de fuego.

El periodista Nevith Condés Jaramillo, director del portal “El Observatorio del Sur”, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el sábado 24 de agosto en un domicilio de la comunidad de Cerro de Cacalotepec, del municipio de Tejupilco, Estado de México; su cuerpo presentaba lesiones por objeto punzocortante.
 
Respecto de personas defensoras de derechos humanos, entre otros casos, se suscitó el homicidio del activista Sinar Corzo Esquinca, integrante de la organización Coloso de Piedra, quien fue privado de la vida el 3 de enero de 2019 por disparos de arma de fuego en el municipio de Arriaga, del Estado de Chiapas. 

Por ello la CNDH se une a las voces de familiares y amigos de las víctimas en su demanda de justicia y de protección a la labor que llevan a cabo las personas defensoras de derechos humanos  los y las periodistas, subrayando la importancia de intensificar los esfuerzos hasta lograr el total esclarecimiento de estos casos.
 
Ante este panorama, y como parte de las acciones de prevención y sensibilización realizadas por la CNDH, durante 2019 continúo la presentación de las campañas “Para que algún día no tengamos que ser defensores de derechos humanos”, creada en coordinación con la sociedad organizada, y “Con violencia no hay libertad de expresión” en diversas entidades federativas, mediante las cuales se busca posicionar el contexto que enfrentan periodistas y personas defensoras, así como dar a conocer a la sociedad la inseguridad en que realizan sus actividades, exigiendo su protección a las autoridades correspondientes y reivindicando la labor de estos dos grupos en situación de riesgo.
 
La CNDH también ha hecho énfasis en las condiciones de especial vulnerabilidad que tienen algunas personas defensoras de derechos humanos y periodistas no sólo por su labor, sino también por su condición de género, identidad y orientación sexual, pertenencia a grupos étnicos y lugar de residencia, entre otras.
 
Por ello se subraya que es necesario dar mayor divulgación a la importante labor de las personas defensoras y periodistas en la construcción de la democracia en México, en especial de las mujeres defensoras y las periodistas, quienes enfrentan riesgos diferenciados respecto de los que sufren sus colegas hombres. La CNDH demanda a las autoridades de los tres niveles de gobierno generen condiciones para que quienes integran ambos colectivos realicen su labor en forma segura y para que las agresiones en su contra se investiguen bajo una perspectiva diferenciada.
 
Cabe señalar que de acuerdo con datos del INEGI, de las mujeres de 15 años y más, el 40.1% ha enfrentado al menos un incidente de violencia alguna vez en su vida[3], en tanto que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reporta que en 2018 fueron asesinadas 3,580 mujeres; es decir, en el país casi 7 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia y fueron asesinadas en promedio casi 10 mujeres por día.[4]
 
Bajo ese contexto, en la Reunión Anual de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI), celebrada en Ginebra, Suiza en marzo de 2019, el Ombudsperson Luis Raúl González Pérez, condenó que en muchos países de la región sigan aumentando los índices de violencia contra las mujeres, no obstante los grandes avances que han tenido las leyes, y convocó a las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (INDH) a dar seguimiento puntual del cumplimiento de los mecanismos de defensa de sus países para que se respeten los derechos y la dignidad de la mujer, puesto que los principales retos  para abatir la violencia en su contra continúan siendo el desarrollo de políticas públicas y la voluntad política de los gobiernos.
 
En el caso particular de la labor de las personas defensoras de derechos humanos de la tierra y del medio ambiente, la CNDH reitera que es necesario acabar con la impunidad existente, ya que los mecanismos de protección para defensoras y defensores ayudan, pero no resuelven ni previenen el problema de fondo. El mejor antídoto contra tales agresiones es el abatimiento de la impunidad.
 
La CNDH llama nuevamente al reconocimiento de la labor de las y los defensores ambientalistas, los riesgos implícitos en las tareas que llevan a cabo, y enfatiza la necesidad de emprender acciones para su protección y prevenir su criminalización. En Oaxaca, Chihuahua, Guerrero, Estado de México y Chiapas la multiplicación de proyectos de desarrollo y el acaparamiento de tierras, han generado conflictos con las comunidades indígenas, quienes tienen el derecho de preservar y defender su entorno, creencias y cultura. Cabe señalar que en 2019, de las 154 medidas cautelares emitidas por la CNDH, 63 fueron en favor de personas defensoras de derechos humanos.[5]
 
Bajo ese contexto, este Organismo Nacional subraya que las empresas deben asumir su responsabilidad frente a los derechos humanos no como actividad altruista que asegura y complementa el éxito de sus productos o servicios, sino como obligación cuyo incumplimiento esté sujeto a consecuencias normativas, por lo que las compañías, tanto públicas como privadas, deben asumir y cumplir con los principios reconocidos internacionalmente sobre los derechos comerciales y humanos, incluyendo los principios rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de la ONU.

Retos del Estado mexicano

Durante 2018 y 2019  la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) denunció los muchos vacíos legales de mecanismos y acciones en las entidades federativas para prevenir, proteger e investigar las agresiones contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos, especialmente ante los homicidios cometidos contra los integrantes de esos colectivos la mayoría de los cuales permanece en la impunidad.

Igualmente, expuso la falta de coordinación entre las fiscalías y procuradurías locales con la Fiscalía General de la República en cuanto a las carpetas de investigación que se inician en la instancia federal y locales en los casos de agresiones contra periodistas, lo que duplica actuaciones e impide conocer ante qué autoridad deben acudir las víctimas; y señaló la falta de fiscalías especializadas y de protocolos de investigación que proporcionen herramientas útiles a los ministerios públicos para saber qué investigar y qué líneas agotar relacionadas con la labor de la víctima.

Ante ese panorama, este Organismo Nacional presentó las campañas “Para que algún día no tengamos que ser defensores de derechos humanos”, creada en coordinación con la sociedad organizada, y “Con violencia no hay libertad de expresión”, mediante las cuales se busca posicionar el contexto que enfrentan periodistas y personas defensoras, así como dar a conocer a la sociedad la inseguridad en que realizan sus actividades para exigir su protección a las autoridades correspondientes y reivindicar su labor.

Los materiales de ambas campañas han sido difundidos de manera permanente en distintas plataformas electrónicas y redes sociales, y se han presentado en diversos estados de la República Mexicana, así como ante la Junta de Gobierno del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, y continuará difundiéndose en distintas ciudades del país para reivindicar la labor de quienes ejercen la labor periodística y de defensa de derechos humanos, y exigir condiciones seguras para su actividad.

En ese sentido, este Organismo Nacional identifica como Retos del Estado Mexicano los siguientes:

Promover el reconocimiento del papel fundamental que ejercen las personas defensoras de derechos humanos y periodistas a través de un enfoque diferencial de género y combatir la impunidad.
 
Una de las acciones fundamentales para la protección de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas es el reconocimiento público de la labor que realizan, mediante la promoción de una cultura de respeto a sus derechos humanos, en el cual también se utilicen de manera innovadora las nuevas tecnologías con un enfoque en la juventud.
 
Las autoridades de los tres niveles de gobierno deben realizar un trabajo decidido, proactivo y eficaz en favor de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, especialmente mujeres, para el reconocimiento público de su labor, para ello, es necesaria la capacitación de personal judicial, administrativo y policial, la cual debe brindarse siempre con un enfoque diferencial de género.
 
Sobre este aspecto, es necesario subrayar que promover la igualdad de género y combatir la discriminación hacia las mujeres defensoras y periodistas es uno de los grandes retos que tiene frente a sí el Estado Mexicano. Por ello, es necesario interactuar con las personas defensoras de derechos humanos, periodistas y la sociedad civil de manera regular, e incluirlos en la planificación, implementación y seguimiento de las actividades que se desarrollen para la consecución de tal objetivo.
 
Otro de los grandes retos que enfrenta el Estado Mexicano es el combate a la impunidad, ya que un ambiente de impunidad facilita y promueve la repetición de los hechos de violencia en general y envía un mensaje según el cual las agresiones en contra de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas pueden ser toleradas y aceptadas, lo que favorece su perpetuación y la aceptación social del fenómeno, el sentimiento y la sensación de inseguridad, así como una persistente desconfianza en el sistema de administración de justicia.
 
Por ello, se afirma que la mejor manera de combatir las agresiones en contra de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas no sólo se agota en las acciones preventivas, sino que también exige la investigación y sanción a los responsables de tales agresiones.
 
La dignidad de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas debe ser respetada al punto de constituir la columna vertebral del actuar de las y los servidores del Estado, ya que solo con la generación de contextos en que las personas defensoras de derechos humanos y periodistas puedan realizar su labor de manera segura podremos transitar hacia estadios más democráticos, donde los derechos humanos se ejerzan a plenitud.
 
 
Indispensables para 2020
 
Conforme a lo referido en párrafos anteriores, deben continuar realizándose acciones de promoción relacionadas con el Derecho a la Libertad de Expresión y el Derecho a Defender a fin de generar conciencia a través de la difusión y fortalecimiento de la cultura de respeto a los derechos humanos de periodistas y personas defensoras, tanto en las personas servidoras públicas como en la sociedad civil.
 
 
El 30 de julio de 2019, el Congreso del estado de Hidalgo en su 73a Sesión Ordinaria derogó de su Código Penal el Título Sexto enfocado en los delitos contra el honor, derivado de diversas sesiones de trabajo realizadas con integrantes del Poder Legislativo de dicha entidad en las que tuvo participación este Organismo Nacional, no obstante, a la fecha subsisten en algunas entidades federativas los tipos penales conocidos como “delitos contra el honor de las personas”, por lo que es necesario que las acciones para impulsar la derogación de éstos continúen y se fortalezcan, a fin de lograr la unificación del Estado de Mexicano en este rubro.
 
Adicionalmente, se deben fortalecer las acciones preventivas mediante la difusión y divulgación de las campañas en favor de las personas defensoras y periodistas a fin de difundir una cultura de respeto a la labor que realizan y continuar con los programas de capacitación dirigida a colectivos en materia de Libertad de Expresión y del Derecho a Defender.




[1]Fuente: Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, CNDH.
[2] Fuente: Informes Anuales de Actividades CNDH 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018. Disponibles para consulta en la dirección electrónica www.cndh.org.mx, apartado CNDH-conócenos, subapartado Informes y acuerdos, Informes de actividades.
[3] INEGI. Comunicado de Prensa 588/18. “ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER (25 DE NOVIEMBRE)” / DATOS NACIONALES.
[4] CNDH. Comunicado de Prensa DGC/070/19. Disponible en http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Comunicados/2019/Com_2019_070.pdf.
[5] Fuente: Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, CNDH.

Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos

En 1991 como respuesta a los reclamos de uno de los sectores sociales de gran importancia en la causa de los Derechos Humanos se creó como un rubro de especial atención, el denominado Programa Especial de Periodistas en virtud de considerarse a los integrantes de este gremio como un grupo en situación de riesgo, conociendo en una primera etapa casos relativos a presuntas violaciones cometidas en agravio de periodistas y comunicadores de distintos medios informativos. Como resultado de la labor de este programa a partir de 1993 adquirió carácter permanente.

En 1995, el Consejo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos amplió las funciones del Programa e incluyó los casos de personas defensoras civiles de derechos humanos que con motivo de su labor enfrentaran agresiones y afectaciones a sus derechos humanos.

En ese tenor, y al advertir que las personas defensoras civiles de derechos humanos y los periodistas realizan una labor social fundamental para el fortalecimiento de las sociedades democráticas, y que con motivo del ejercicio de su función son blanco frecuente de ataques directos e indirectos con los que se busca impedir que continúen ejerciendo su derecho a defender, así como su derecho a la libertad de expresión, en mayo de 1997 se creó la Coordinación General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos.

En enero de 2005 se creó la Quinta Visitaduría General, a la que fue adscrita la Dirección General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, que a la fecha proporciona atención especializada y personalizada a personas defensoras de derechos humanos y periodistas, además de realizar acciones de prevención con las que se difunde la cultura de respeto a sus derechos humanos, lo anterior, con la finalidad de crear y fortalecer un frente común en la defensa de los derechos humanos de estos dos grupos en situación de riesgo.
 

 

Promoción de los Derechos Humanos de Periodistas y Personas Defensoras

Las acciones de promoción son indispensables para  la difusión y consolidación de la cultura de respeto y protección de los derechos humanos de personas defensoras y periodistas. Son acciones preventivas, que permiten la creación de un frente común en la defensa de la libertad de expresión y el derecho a defender derechos humanos. En 2019, se realizaron 19 acciones de promoción las cuales fueron dirigidas principalmente a personas servidoras públicas, grupos de atención prioritaria y organizaciones sociales, impactando a un total de 579 personas en temas relacionados con la libertad de expresión y el derecho a defender.
 
El objetivo fundamental de tales acciones ha sido el difundir los elementos constitutivos del derecho a la libertad de expresión y el derecho a defender, dando a conocer los diversos medios  que existen para impedir su libre ejercicio, difundiendo entre el sector público, privado y social la competencia y labor del Programa.
 
En el mes de febrero, la Secretaria Técnica de la CNDH y el Director General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos participaron en el 171 Período de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, verificado del 7 al 16 de febrero de 2019 en la ciudad de Sucre, Bolivia, en cuya intervención realizada el 15 de febrero de esta anualidad abordaron la problemática que enfrentan las personas activistas y defensoras civiles de derechos humanos en el desempeño de su labor. 

En el mes de marzo, personal adscrito a la Dirección General del Programa de Agravios a Periodistas y defensores Civiles de Derechos Humanos participó en el foro “Las Personas Defensoras de Derechos Humanos”, organizado por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua, en coordinación con distintas instituciones, organismos y organizaciones de la sociedad civil, con la conferencia “La posición jurídica de la CNDH en el Mecanismo Nacional de Protección de las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; retos y desafíos actuales”. Dicho foro se realizó en el marco de los trabajos con motivo de la Alerta Temprana y el Plan de Contingencia, Chihuahua, con la finalidad de reconocer la importancia de la labor de las personas defensoras de derechos humanos, en el que se intercambiaron conocimientos y se difundieron buenas prácticas para la documentación, investigación, representación y acompañamiento que realizan las personas defensoras de derechos humanos, además de difundir información relativa al procedimiento para la incorporación de casos al Mecanismo Nacional para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

En el mes de abril, en la Academia Interamericana de Derechos Humanos en la Ciudad de Saltillo, Coahuila se llevó a cabo la presentación de las Campañas “Para que un día no tengamos que ser Defensor@s de Derechos Humanos” y “Con violencia no hay libertad de Expresión”, así como el documental “Libertad de Expresión: Periodismo en México”.

En el mes de mayo, las Campañas “Para que un día no tengamos que ser Defensor@s de Derechos Humanos” y “Con violencia no hay libertad de Expresión”, así como el documental “Libertad de Expresión: Periodismo en México” fueron presentadas en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

Igualmente, en el mes de mayo el Director General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos en una entrevista realizada por medios de información audiovisuales expuso el tema "La libertad de Expresión y el Derecho a Defender", abordando  aspectos sensibles de la problemática que enfrentan las personas defensoras de derechos humanos los y las periodistas con motivo de su labor.  
 
En el mes de junio, la CNDH en colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chiapas presentó en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, las referidas Campañas “Para que un día no tengamos que ser Defensor@s de Derechos Humanos” y “Con violencia no hay libertad de Expresión”, así como el documental “Libertad de Expresión: Periodismo en México”, la campaña de personas defensoras también fue presentada en  la oficina foránea de este Organismo Autónomo localizada en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, en esa entidad.

En el mes de julio, personal adscrito al Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos participó en el seminario “Género e Internacionalidad y Derechos Humanos” con el tema “Periodistas, situación actual y retos” dirigido a servidores públicos de este Organismo Nacional.

En el mes de agosto la CNDH en colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco presentó las Campañas “Para que un día no tengamos que ser Defensor@s de Derechos Humanos” y “Con violencia no hay libertad de Expresión”. Igualmente, en colaboración con la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos para el Estado de Nayarit  realizó la presentación de tales campañas.

Adicionalmente, el Director General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos en entrevista con la Agencia Reuteurs abordó aspectos relativos a la sensible problemática de los homicidios de periodistas y personas defensoras de derechos humanos, así como los factores de riesgo que enfrentan con motivo de su labor.

Asimismo, el Director General y personal adscrito al Programa participaron en la 5ª Mesa Temática, organizada por la Comisión de Gobernación y Población de la Cámara de Diputados de la LXIV Legislatura, para la dictaminación de la iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 6° y 73 Constitucionales y un Proyecto General de Ley para Prevenir, Proteger, Garantizar y Promover los derechos humanos de las personas defensoras y periodistas, y en el Foro temático “Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas”, organizado por la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación.

En el mes de septiembre en colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chiapas el Director General del Programa impartió la plática “Estándares Internacionales de protección para periodistas”, además presentó las campañas “Con violencia no hay libertad de Expresión” y “Para que un día no tengamos que ser Defensor@s de Derechos Humanos”.

En el mes de octubre, el Director General del Programa participó en dos jornadas organizadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación impartiendo el tema “Derecho humanos de periodistas y personas defensoras” a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en el estado de Veracruz.

Acciones de vinculación respecto de los Derechos Humanos de Periodistas y Personas Defensoras.

Las acciones de vinculación permiten emprender acciones concretas, que tengan una incidencia real en la atención de la problemática que enfrentan las personas defensoras de derechos humanos  los y las periodistas con motivo de su labor, que reflejen compromiso y voluntad política para abatir la violencia y generar condiciones adecuadas de seguridad en todo el país, que permitan la convivencia pacífica de todas las personas, así como el ejercicio de sus derechos, lo cual lleva implícito el ejercicio seguro y libre de la actividad periodística y el derecho a defender derechos humanos.

Una de las vertientes de este programa consiste en desarrollar estrategias y acciones que permitan generar vínculos con las organizaciones dedicadas a la defensa de la libertad de expresión, así como con las involucradas en la protección, promoción y defensa de los Derechos Humanos.
 
Por lo anterior, con objeto de implementar espacios de reflexión para analizar la problemática atinente al ejercicio de la libertad de expresión, y a la defensa de los derechos humanos en México, se llevaron a cabo 61 reuniones de trabajo con autoridades federales y estatales, así como con diversas organizaciones de la sociedad civil. Asimismo, personal de este programa asistió a 16 eventos relacionados con los derechos de los y las periodistas y personas defensoras.

Es preciso incorporar la prevención como un elemento esencial de las políticas públicas. La CNDH reitera su disposición para continuar realizando acciones de vinculación que desde la sociedad civil, la academia, las instituciones del Estado y, principalmente, a iniciativa de los y las periodistas, comunicadores, comunicadoras y personas defensoras de derechos humanos se generen para lograr espacios de reflexión en los que de manera objetiva, informada y plural se analice la problemática actual en materia de violencia y agresiones contra periodistas y personas defensoras, a efecto de formular propuestas para lograr que el ejercicio de su labor sea más seguro, bajo esquemas que involucren tanto a autoridades, como a la sociedad, a periodistas y personas defensoras de derechos humanos.
 

Observancia de los Derechos Humanos de Periodistas y Personas Defensoras

Con el fin de detectar, registrar y, en su caso, investigar hechos que se hacen públicos en diversos medios de comunicación y que pueden constituir violaciones a los Derechos Humanos de periodistas, comunicadores y comunicadoras, así como de defensores y defensoras civiles de los Derechos Humanos, durante este año se documentaron un total de 176 asuntos que pueden constituir violaciones a derechos humanos, de los cuales 121 se encuentran relacionadas con agravios a periodistas y 55 a defensores y defensoras civiles de Derechos Humanos.

La CNDH ha advertido con motivo del monitoreo señalado que las diversas agresiones a personas defensoras y periodistas se vinculan al contexto de violencia sistemática en contra del ejercicio del derecho a defender y del ejercicio de la libertad de expresión que existe actualmente en nuestro país.
 
En las Recomendaciones Generales No. 24 y 25 la CNDH hizo énfasis en el hecho de que México ha enfrentado en los últimos años un periodo crítico y complejo, el número de homicidios de personas defensoras y periodistas y otros gravísimos actos de violencia contra quienes realizan la defensa de derechos humanos y difunden información, ideas y opiniones ha aumentado, así como la impunidad generalizada en esos casos, principalmente cuando en las actividades de defensa e información se exponen temas de corrupción, delincuencia organizada, narcotráfico y seguridad pública, entre otros.
 
En México los contextos de especial o extrema vulnerabilidad para el ejercicio del derecho a defender y la labor periodística tienen que ver con el hecho de que varios de los asesinatos y agresiones de personas defensoras de derechos humanos y periodistas se han producido en zonas con fuerte presencia de los cárteles del narcotráfico y de otras formas de crimen organizado, en las que las víctimas realizaban una actividad de defensa y/o un periodismo de denuncia o periodismo crítico que abarcaba temas relacionados con corrupción e inseguridad.
 
El Estado tiene una responsabilidad reforzada en sus obligaciones de prevención y protección cuando existe el riesgo de que se produzcan crímenes en contra de personas defensoras y periodistas por situaciones concretas en las que las autoridades saben o deberían haber sabido que hay un riesgo real e inmediato de que se cometan estos delitos.
 
Por ello, este Organismo Nacional reitera su preocupación respecto al nivel de agresiones a personas defensoras civiles y periodistas, ante el hecho de que no obstante que dichas agresiones son atribuidas frecuentemente a las personas servidoras públicas. Las instituciones encargadas de la administración y procuración de justicia  continúan sin información sistematizada que permita identificar de manera clara y precisa el número real de agresiones y delitos cometidos en su contra vinculados a su actividad.
 

Protección y Defensa de los Derechos Humanos de Periodistas y Personas Defensoras

Durante el curso del año se radicaron 205 expedientes en el Programa, de los cuales 105 casos corresponden a actos cometidos en perjuicio de periodistas, 96 asuntos en agravio de defensores civiles de Derechos Humanos y 4 casos se calificaron como general.

EXPEDIENTES RADICADOS EN EL PROGRAMA
 

 EXPEDIENTES PROGRAMA Fila: EXPEDIENTES



Asimismo se tramitaron 4 inconformidades, 2 en agravio de periodistas y 2 de personas defensoras civiles de Derechos Humanos.

Al cierre del año, se radicaron 7 expedientes de oficio en el Programa, de los cuales 5 concernieron a la investigación de hechos relacionados con actos presuntamente violatorios a los Derechos Humanos en perjuicio de periodistas, y 2 correspondieron a hechos que pudieran haber vulnerado los Derechos Humanos de personas defensoras civiles.

Por cuanto hace a la atención de las quejas radicadas, se realizaron 67 visitas, con objeto de integrar debidamente los expedientes respectivos, para entrevistar a los agraviados y las agraviadas y conocer los pormenores de los hechos denunciados, consultar las averiguaciones previas iniciadas o recabar la información de las autoridades involucradas.

Adicionalmente, se llevaron a cabo 351 búsquedas en prensa de asuntos relacionados con la posible violación a los Derechos Humanos de periodistas y personas defensoras civiles de derechos humanos con la finalidad de advertir casos que pudieran originar expedientes de queja.
 
Cabe señalar que de dicho monitoreo se ha advertido que tanto las personas defensoras de derechos humanos, como los y las periodistas enfrentan por su labor distintas amenazas que abarcan un amplio abanico de conductas en su agravio, como los controles administrativos y financieros arbitrarios; violación de su domicilio, la correspondencia y las comunicaciones; campañas de desprestigio y el inicio de acciones penales; agresiones, robos, amenazas y hostigamientos; homicidios y desapariciones; actividades de inteligencia contra ellos así como la impunidad en las investigaciones por tales hechos. En diversos casos, no se ha logrado esclarecer los sucesos que motivaron los ilícitos cometidos en su contra, tales como homicidios, desapariciones, lesiones, amenazas e intimidación, entre otras, con lo que han propiciado un significativo vacío de resultados en la investigación de los delitos cometidos en su perjuicio, incumpliendo la autoridad procuradora de justicia con su obligación de practicar las diligencias necesarias respectivas para el esclarecimiento de los hechos y el sometimiento de los casos a las instancias judiciales competentes para que, agotado el proceso penal, se determine en su caso la plena responsabilidad de  los agentes agresores de estos dos grupos en situación de riesgo.




 

Recomendaciones en materia de los Derechos Humanos de Periodistas y Personas Defensoras

Este Organismo Nacional, en el marco del Programa en cita, emitió la Recomendación 63/2019, sobre el caso de violación al derecho a la integridad personal por actos de tortura y violencia sexual, de acceso a la justicia en su modalidad de procuración de justicia, a la privacidad, y al derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, en agravio de una persona defensora de derechos humanos en el Estado de Guerrero.

Solicitudes de medidas cautelares a favor de periodistas y personas defensoras de derechos humanos

Por otra parte, se solicitaron en 91 ocasiones medidas cautelares a favor de periodistas  reporteros y reporteras de diversos medios de comunicación, a fin de garantizar su seguridad e integridad física. Asimismo, respecto de los casos relacionados con personas defensoras civiles e integrantes de organismos no gubernamentales se solicitaron en 63 ocasiones medidas cautelares, con el mismo fin. 

MEDIDAS CAUTELARES 2019

 MEDIDAS CAUTELARES 2019 Fila: CAUTELARES

Acciones destacadas de difusión en el marco del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos.

“Informe Especial sobre el Contexto de Violencia que enfrentan las Personas que Ejercen el Periodismo y los Medios de Comunicación en el Estado de Veracruz”
 
El 15 de Noviembre de 2019 la CNDH dio a conocer el Informe Especial sobre el Contexto de Violencia que enfrentan las Personas que Ejercen el Periodismo y los Medios de Comunicación en el Estado de Veracruz”, que tiene por objeto evidenciar la problemática que se enfrenta en esa entidad federativa, en la que se ha registrado el mayor número de homicidios de periodistas, con 23 casos registrados.

Además de mencionar las estadísticas de periodistas asesinados, desagregadas por sexo, el Informe analiza la violencia contra mujeres periodistas de conformidad con los estándares y criterios más avanzados a nivel internacional, los estereotipos que suelen utilizarse cuando la víctima es una mujer, intentando desviar la atención de la investigación e intentando culpar a la víctima de su propio crimen.

También se hace una revisión de antecedentes de leyes aprobadas en Veracruz, como la denominada “Ley antituiteros” publicada en 2011, contra la que este Organismo Nacional promovió en su momento una Acción de Inconstitucionalidad, y que fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, hechos que sin duda contribuyen a generar un ambiente poco propicio para el ejercicio de la libertad de expresión en aquella entidad.

El discurso institucional también contribuye a incentivar la violencia contra periodistas, por lo que en el Informe se mencionan diversos ejemplos en los que personas servidoras públicas e instituciones han realizado declaraciones y boletines públicos criminalizando periodistas.

En el documento se destacan las deficiencias advertidas en diversas investigaciones de mujeres y hombres periodistas que fueron asesinados en Veracruz, prácticas institucionales que, de no corregirse, impedirán el acceso a la justicia de las víctimas. Por lo anterior, se incluyen diversas propuestas a autoridades locales, a fin de generar cambios institucionales y de discurso público que coadyuven a revertir la realidad que enfrentan las y los comunicadores en aquella entidad.

“Reporte sobre las Campañas de Desinformación “Noticias falsas (fake news)” y su impacto en el derecho a la libertad de expresión”.

El 15 de Noviembre de 2019 la CNDH dio a conocer el “Reporte sobre las Campañas de Desinformación “Noticias falsas (fake news)” y su impacto en el derecho a la libertad de expresión”. El Reporte tuvo por objeto reflexionar sobre la evolución de las tecnologías de la información y comunicación actuales, que han facilitado la comunicación y acceso a la información tanto para los gobiernos como para los ciudadanos y las ciudadanas.

Asimismo, derivado de la inquietud del fenómeno de las campañas de desinformación, se aborda la importancia de los términos que conforman a estas campañas, como lo es la desinformación, mis-información y mal-información. De igual forma, se toma en consideración el término de noticias falsas o “fake news”, que han surgido en redes sociales y medios digitales e impresos, que tienen como objetivo desinformar e incluso desestabilizar y crear un ambiente de menor confianza en los gobiernos y los mismos medios de comunicación.

Finalmente, en el Reporte se realizan diversas propuestas a periodistas, organismos de protección de derechos humanos, académicos, académicas y gobierno, a fin de disminuir o contrarrestar los efectos nocivos de las campañas de desinformación.
 

Participación de la CNDH en la Junta de Gobierno del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas

La Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de junio de 2012, estableció las bases de cooperación entre la federación y las entidades federativas para implementar y operar las medidas de protección, medidas preventivas y medidas urgentes de protección que garanticen la vida, integridad, libertad y seguridad de las personas que se encuentren en situación de riesgo como consecuencia de la defensa o promoción de los derechos humanos y del ejercicio de la libertad de expresión y el periodismo.
 
La CNDH es miembro permanente de la Junta de Gobierno del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, el cual es un órgano interinstitucional integrado por una Junta de Gobierno, un Consejo Consultivo y una Coordinación Ejecutiva Nacional, operado por la Secretaría de Gobernación conforme a lo previsto en el artículo 3 de la referida Ley Federal.
 
La Junta de Gobierno es la instancia máxima del Mecanismo, está integrada por nueve miembros permanentes, entre los que se encuentra la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.
 
La representación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en la referida Junta de Gobierno corresponde al Quinto Visitador General.
 
En esa virtud, durante 2019 este Organismo Nacional participó en 12 sesiones ordinarias de la Junta de Gobierno del referido Mecanismo.

Es relevante señalar que la creación del Mecanismo es de suma importancia, considerando que la mejor defensa en contra de las agresiones es la prevención y protección a los defensores civiles y periodistas a través de medidas adecuadas de seguridad y auxilio, de manera congruente, oportuna y proporcional a los riesgos que enfrentan, evitando que éstos se actualicen. Para lo anterior, la CNDH como integrante de la Junta de Gobierno de dicho órgano interinstitucional ha insistido en la adecuada y eficaz implementación y ejecución del Mecanismo.

Este Organismo Nacional ha coadyuvado en el fortalecimiento del Mecanismo a través de la revisión y análisis minucioso de cada uno de los casos sometidos a la Junta de Gobierno, a fin de brindar las medidas de protección más eficaces y acordes al contexto de riesgo que enfrentan estos dos grupos en situación de riesgo, a través de la implementación de enfoques colectivos y de género, así como el análisis de mecanismos similares en otros países.
 
Herramientas para accesibilidad