Se recargará la página automáticamente al seleccionar un año para mostrar el informe de actividades
 Buscador   Ir web de la CNDH

INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2019    Ayuda

Oficina Especial para el "Caso Iguala"

 
La investigación que realizó la CNDH con motivo de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, representó el desafío más grande al que ha tenido que enfrentarse un organismo defensor de los Derechos Humanos en nuestro país. No hay antecedente en la CNDH de un Caso de esta trascendencia, magnitud y complejidad. Desde un inicio, se asumió el compromiso Institucional con las víctimas y con los familiares de los normalistas de Ayotzinapa y con los de los demás afectados, de llevar a cabo una investigación exhaustiva, profunda y efectiva sobre los hechos, orientada a la revisión, evaluación y determinación de las acciones u omisiones en las que pudieron haber incurrido, autoridades municipales, estatales y federales, ANTES, DURANTE y DESPUÉS de los acontecimientos del 26 y 27 de septiembre de 2014, basada en las cuatro premisas fundamentales siguientes: 1) Contribuir en la búsqueda de la verdad; 2) Sanción  a los responsables; 3) Lograr la reparación de los derechos a las víctimas; y 4) Exigir garantías de no repetición de hechos de esa naturaleza.

La extensión, alcance y duración del trabajo desarrollado por este Organismo Nacional para determinar la existencia de violaciones a los Derechos Humanos, muestra que la CNDH, en el ámbito de sus atribuciones, realizó una investigación que otras instancias no pudieron o no quisieron llevar a cabo en forma pertinente y debida.

El 28 de noviembre de 2018, la CNDH presentó la Recomendación sobre violaciones graves a Derechos Humanos 15VG/2018, cumpliendo con la exigencia nacional e internacional de dar a conocer a las víctimas y a la sociedad, desde la perspectiva de los Derechos Humanos, la verdad de lo ocurrido en Iguala, Guerrero, los días 26 y 27 de septiembre de 2014.

El documento recomendatorio de 2,177 páginas, es un muy apretado resumen del expediente que consta de más de un millón de hojas que conlleva el Informe Final de la CNDH. Está construido sobre la base de una narrativa en la que la descripción de los hechos se desarrolla conjuntamente con el soporte probatorio agregado a las constancias, mostrando de manera muy cercana, a partir de la evidencia contenida en el expediente, cómo ocurrieron estos sucesos.

 Seguimiento a la Recomendación 15VG/2018 sobre el “Caso Iguala”.

En la Recomendación se formularon un total de 120 Puntos Recomendatorios dirigidos a 17 autoridades tanto del orden federal, como del estatal y municipal. De igual modo, se remitió copia de conocimiento a 5 autoridades para realizar 8 acciones derivadas de estos puntos recomendatorios. En ese sentido, se plantearon un total de 128 Puntos Recomendatorios. Asimismo, en el Documento Recomendatorio se plantearon a las autoridades 224 Acciones y Propuestas de Investigación.
 
La CNDH está cumpliendo con un estricto, riguroso y detallado seguimiento a su Recomendación en el “Caso Iguala”, con el fin de que se cumpla puntual y en forma cabal con todos y cada uno de los Puntos Recomendatorios formulados y con las Propuestas de Investigación planteadas en ella, para que hechos ominosos como los ocurridos los días 26 y 27 de septiembre de 2014 no se repitan y no queden en la impunidad.

La Comisión Nacional ha revisado de manera cuidadosa y responsable cada una de las respuestas que han dado las autoridades a quienes les fueron dirigidos los puntos recomendatorios. A la fecha de elaboración del presente informe, ninguna de las Recomendaciones puede considerarse como Totalmente Atendida. 66 se encuentran en Vías de Atención y 62 tienen un estatus de No Atendidas.  
 
Por lo que hace a las 224 acciones y propuestas de investigación que se plantearon a las autoridades, 2 se encuentran totalmente atendidas, 18 en vías de atención y 204 como no atendidas.



A. Estatus de Atención a las Observaciones y Propuestas derivadas de los Reportes Preliminares.

En la Recomendación 15VG/2018, se planteó a la entonces Procuraduría General de la República ahora Fiscalía General de la República, a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, a la Fiscalía General del Estado de Guerrero y al H. Ayuntamiento Municipal Constitucional de Iguala de la Independencia, Guerrero, una Recomendación General para que acrediten ante este Organismo Nacional el cumplimiento de las observaciones y propuestas que les fueron dirigidas, en los cuatro Reportes Preliminares que sobre sus investigaciones emitió.
 
  • El 23 de julio de 2015, se presentó el Reporte sobre el “Estado de la Investigación del Caso Iguala”, en el que formuló 32 Observaciones y Propuestas a diversas autoridades, 26 de ellas a la entonces Procuraduría General de la República (PGR); 3 a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV); 2 a la Fiscalía General del Estado de Guerrero y una al H. Ayuntamiento Municipal de Iguala de la Independencia, Guerrero.
 
  • El 14 de abril de 2016, se hizo público el “Reporte de la CNDH en Torno a Indicios de la Participación de la Policía Municipal de Huitzuco y de Dos Agentes de la Policía Federal en los Hechos de la Desaparición de Normalistas en el Puente del Chipote de Iguala”, en el que dirigió 17 Observaciones y Propuestas a la entonces PGR.
 
  • El 11 de julio de 2016, en el “Reporte de la CNDH en Torno a los Hechos y Circunstancias en las que Julio César Mondragón Fontes, Normalista de Ayotzinapa, fue Privado de la Vida”, se plantearon 4 Observaciones a la entonces PGR; 3 a la CEAV y una a la Fiscalía General del Estado de Guerrero.
 
  • El 18 de junio de 2018, la CNDH emitió un cuarto Reporte sobre hechos emergentes que también entrañan violaciones a Derechos Humanos. El documento fue titulado: “Identidad de ‘La Rana’ o ‘El Güereque’, Presunto Partícipe en la Desaparición de los Estudiantes Normalistas de Ayotzinapa. Equívoca Detención de Erick Uriel Sandoval Rodríguez”.
Los primeros 3 Reportes Públicos Preliminares contienen un total de 57 Observaciones y Propuestas a diversas autoridades de los tres niveles de Gobierno, a la fecha únicamente 11 Observaciones y Propuestas han sido Totalmente Atendidas por las autoridades, 36 se encuentran en Vías de Atención y 10 tienen estatus de No Atendidas.

Estatus de las Observaciones y Propuestas:
 
Autoridad a quien se le dirige la Observación y Propuesta Número de Observaciones y Propuestas dirigidas a la autoridad Estatus de Atención
Totalmente
Atendidas
En vías de Atención No Atendidas
A la entonces PGR
Ahora FGR
47 11 29 7
CEAV 6 0 5 1
Fiscalía General del Estado de Guerrero 3 0 1 2
Municipio de Iguala 1 -- 1 --
Total 57 11 36 10

B. Presentación de Denuncias Penales y Administrativas derivadas de la Recomendación 15VG/2018.

Como parte del seguimiento de la Recomendación 15VG/2018 por Violaciones Graves a Derechos Humanos en el “Caso Iguala”, en ejercicio de la facultad que le otorga el artículo 102, apartado B de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y su Ley, el 22 de julio de 2019, la CNDH presentó 6 denuncias penales y 12 administrativas contra 235 y 140 servidores públicos, respectivamente, de los ámbitos federal y estatal.
 
Las denuncias penales fueron presentadas ante la Fiscalía General de la República (FGR), en tanto que las administrativas, por el incumplimiento de obligaciones de servidores públicos en la investigación de los hechos de Iguala, señalados en la citada Recomendación, fueron presentadas, 7 ante la Secretaría de la Función Pública y 1 ante cada una de las siguientes instancias: Unidad de Asuntos Internos de la Policía Federal; Órgano Interno de Control en la Secretaría de Seguridad del Estado de México; Contraloría Interna en la Fiscalía General del Estado de Guerrero; Contraloría Interna de la Secretaría de Salud y Servicios Estatales de Salud del Estado de Guerrero; y Unidad de Contraloría y Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Guerrero.

Como ha quedado establecido, por la vía penal fueron denunciados 235 servidores públicos y 140 en la vía administrativa, de acuerdo con lo siguiente:
 
1. De los 235 denunciados, 116 servidores públicos, 82 del orden federal y 34 del orden estatal, que tuvieron participación en la investigación ministerial de los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014 ocurridos en Iguala, realizaron actos u omisiones en el transcurso de la investigación posiblemente constitutivos de delito que corresponderá determinar a la Representación del Interés Social de la Federación.
 
  1. Destaca la denuncia penal relativa a las acciones u omisiones posiblemente constitutivas de delito identificadas por este Organismo Nacional en la Incursión de servidores públicos de la entonces Procuraduría General de la República, con el detenido Agustín García Reyes (a) “El Chereje”, en las inmediaciones del Río “San Juan” de Cocula, Guerrero, el 28 de octubre de 2014, las cuales se encuentran detalladas en el Apartado 31 de la Recomendación 15VG/2018.
     
  2. También resultan relevantes las 2 denuncias penales interpuestas en contra de servidores públicos de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero y de la extinta Procuraduría General de la República, por no realizar oportunamente ninguna diligencia de investigación relacionada con los autobuses “Costa Line” 2513 y “Estrella Roja” 3278, utilizados por los normalistas la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, aspectos que son abordados en el Apartado 10 de la Recomendación 15VG/2018.

 2.  De las 235 personas denunciadas, especial relevancia tienen los 119 servidores públicos, 114 del orden federal y 5 del ámbito estatal, que presuntamente tuvieron participación en 65 casos en los que este Organismo Nacional acreditó violaciones a Derechos Humanos, detallados en el Apartado 32 de la Recomendación 15VG/2018, hechos que también fueron denunciados en la vía administrativa por este Organismo Nacional.

En esta denuncia destacan los actos de Tortura cometidos en agravio de Carlos Canto Salgado. El 21 de junio de 2019, igual que la ciudadanía, la CNDH tuvo conocimiento del video denominado “Verda siempre-070619-La verdad histórica Ayotzinapa de carlos gomez arrieta” (sic), difundido por diversos medios de comunicación, en el que se observa que el señor Carlos Canto Salgado es sometido a actos de tortura. El material videográfico fue incorporado al expediente de la CNDH por constituir una prueba superveniente de los hechos a los que este Organismo Nacional da seguimiento en el marco del cumplimiento de la Recomendación 15VG/2018. Consecuente a estos hechos y de manera complementaria a las pruebas con las que se contaba hasta el momento de la emisión de la Recomendación 15VG/2018, con las que este Organismo Nacional pudo acreditar que el señor Canto Salgado fue objeto de Violaciones a sus Derechos Humanos consistentes en Detención Arbitraria, Dilación en la Puesta a Disposición ante la Autoridad Ministerial y Trato Cruel, Inhumano y/o Degradante, por parte de agentes de la Policía Federal Ministerial de la entonces Procuraduría General de la República y de elementos de la Secretaría de Marina, la CNDH presentó denuncia penal por actos de Tortura en agravio de Carlos Canto Salgado ante la Fiscalía General de la República, para que sean investigados hasta sus últimas consecuencias y se deslinden las responsabilidades del caso y para ello aportó un Dictamen en Criminalística y una Opinión Técnica Médico-Psicológica agregada al Protocolo de Estambul que se practicó a la víctima.

3. Por faltas administrativas, fueron denunciados 140 servidores públicos, 131 de ellos del orden federal y 9 del ámbito estatal, cuya responsabilidad será determinada por la autoridad competente.
 
a. Destacan las denuncias que la CNDH presentó en contra del entonces Titular de la Estación Iguala de la Policía Federal y de 2 agentes de dicha corporación policial, por su participación en los hechos de desaparición de un grupo de normalistas ocurridos en el “Puente del Chipote” de Iguala, así como por incumplir con su obligación de prestar auxilio a las víctimas y preservar el lugar y los indicios, huellas o vestigios de los hechos delictuosos, aspectos que se describen en el Apartado 14 denominado “Hechos de Desaparición de un Grupo de Normalistas de Ayotzinapa en el ´Puente del Chipote´ de Iguala” de la Recomendación 15VG/2018.

En contra de los referidos elementos de la Policía Federal, este Organismo Nacional presentó también denuncia por Incumplimiento a los Deberes del Régimen Disciplinario ante la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Federal.

b. Igualmente, este Organismo Nacional presentó una denuncia administrativa en contra de servidores públicos adscritos a la entonces Dirección General del Sistema Estatal de Información Policial, dependiente en la fecha en que ocurrieron los hechos del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública del Estado de Guerrero, por el incumplimiento de sus obligaciones en el desempeño de sus funciones, ya que, conforme a las investigaciones, quedó establecido que de las 25 cámaras de vigilancia que se encontraban instaladas en el Municipio de Iguala, Guerrero, el día de los trágicos hechos, sólo se encontraban en funcionamiento 4 de ellas, situación que se reveló en el Apartado 16 de la Recomendación 15VG/2018 denominado “Operación del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4) de Iguala, Durante los Hechos Ocurridos el 26 y 27 de Septiembre de 2014. Intervención Derivada a Instancias de Seguridad y de Emergencia”.
 
 C. Acciones de Atención y Acompañamiento a Víctimas del “Caso Iguala”.

En 2019, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos continuó con el seguimiento al estado de salud de las 42 personas que resultaron lesionadas en los acontecimientos de Iguala el 26 y 27 de septiembre de 2014, quienes están consideradas como víctimas en la Recomendación 15VG/2018.

Al momento de la elaboración del presente informe, se tiene registro que 39 víctimas fueron dados de alta por mejoría clínica, 2 continúan recibiendo tratamiento de rehabilitación y sólo una persona continúa bajo atención médica especializada en su lugar de origen, por permanecer en “Estado Neurovegetativo Persistente”.

Se realizaron 17 acciones de atención y acompañamiento psicosocial a víctimas para dar seguimiento al proceso reparatorio ante la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV). En septiembre de 2019, se acompañó y atestiguó la notificación de la Resolución por Compensación Subsidiaria que se emitió a favor de una víctima y grupo familiar. Dicha reparación incluyó medidas de ayuda a la vivienda, así como la continuidad de las medidas de rehabilitación médica y psicológica, además de medidas de compensación.

Asimismo, se realizaron 20 acciones de atención psicológica a una víctima directa y a su grupo familiar. De igual manera, se continúa con el acompañamiento en su proceso reparatorio ante la CEAV.

Posicionamiento de la CNDH respecto a la liberación de personas inculpadas en el “Caso Iguala”.

La CNDH ha expresado su preocupación por la liberación de inculpados señalados como presuntos responsables de diversos delitos en el “Caso Iguala”, lo que pone en evidencia la debilidad de las instituciones de Procuración de Justicia y del Sistema de Justicia Penal en México.

La CNDH lamentó profundamente que tanto las Observaciones y Propuestas formuladas desde su Primer Reporte Preliminar del 23 de julio de 2015, hasta los Puntos Recomendatorios y propuestas planteadas en la Recomendación 15VG/2018 emitidas en el “Caso Iguala” el 28 de noviembre de 2018, no hayan sido atendidos por la autoridad. Desde aquél Primer Reporte la CNDH avisó de la debilidad de los procesos penales seguidos en el Caso e instó a la entonces PGR a reforzarlos probatoriamente. De la misma manera, la llamó a presentar consignaciones más sólidas y mejor estructuradas ante los Tribunales. Estos planteamientos fueron reiterados permanentemente por este Organismo Nacional incluso en la propia Recomendación.

La CNDH ha manifestado que, si hoy la Fiscalía General de la República analiza a detalle la Recomendación emitida en el “Caso Iguala”, encontrará un sinnúmero de elementos, argumentos e información valiosos para la investigación del Caso -sobre todo de aquéllos aspectos criminales aún no resueltos- y útiles para el reforzamiento de los Procesos Penales en curso. Si la Recomendación hubiese sido atendida en sus términos, nada de los acontecimientos procesales y judiciales que se están viendo hubieran ocurrido.

La base principal de las decisiones judiciales ha sido la presunción de que las declaraciones de los inculpados se obtuvieron mediante actos de tortura. Frente a ello, la PGR en su momento y la FGR ahora, basados en el apartado número 32 de la Recomendación de la CNDH en el “Caso Iguala”, pudieron y pueden llevar certeza a los Tribunales sobre este aspecto. La CNDH, Organismo Nacional Autónomo protector de Derechos Humanos, aplicó el Protocolo de Estambul (instrumento útil para determinar la existencia de tortura) en 55 de los 57 casos que le fueron planteados en Queja por inculpados del “Caso Iguala” (una persona se negó a la aplicación del Protocolo y la otra perdió la vida) por presunta tortura. Los protocolos han estado y están expeditos para que el Ministerio Público de la Federación cumpla con sus funciones respecto de ellos y, por supuesto, para que los pueda poner a consideración de los Tribunales. La CNDH determinó la existencia de Tortura en 9 casos, en 27, Tratos Crueles, Inhumanos y/o Degradantes y diversas violaciones a Derechos Humanos en otros casos.

En relación con los posibles actos de tortura cometidos en agravio de inculpados en el “Caso Iguala”, este Organismo Nacional, tal como lo expresó en la propia Recomendación en su Apartado 32 “Quejas Interpuestas por Inculpados en el “Caso Iguala” por Posibles Actos de Tortura, Trato Cruel, Inhumano y/o Degradante, Detención Arbitraria y Otras Violaciones 72  Expedientes de Queja)”, confía en que el pronunciamiento específico que formuló sobre el tema, sea un instrumento eficaz que contribuya a conocer la verdad de los hechos y a reparar la justicia. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene la convicción de que este apartado sobre la presunta tortura de inculpados en el “Caso Iguala” es la base para que la FGR actúe en consecuencia y promueva lo conducente a fin de que, en los casos en que proceda, se restablezcan los procedimientos en contra de quienes tuvieron presunta participación en los hechos de Iguala y, en este sentido, se actualice el derecho a la verdad que asiste a las víctimas del Caso. Independiente a las absoluciones en sentencia, ha habido resoluciones judiciales que determinaron la libertad de encausados por el “Caso Iguala” y fueron emitidas con las “Reservas de Ley”, lo que significa que esos casos pueden reabrirse con la posibilidad jurídica de que se haga efectivo el derecho a la justicia. Correspondería a la FGR, promover lo conducente ante los Tribunales para que los presuntos partícipes de los hechos sean llevados ante la justicia.

Si bien existen casos en que se ha acreditado la Tortura a inculpados del “Caso Iguala”, se destaca por esta CNDH que en el expediente existen evidencias que demostrarían la participación de ellos en la sucesión de los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014 y que así se expuso en la narrativa de la Recomendación, en las 2177 páginas que la componen. Llama significativamente la atención de este Organismo Nacional, que dos pruebas testimoniales de alta trascendencia constantes en el expediente del “Caso Iguala”, han sido material y jurídicamente ignoradas en las argumentaciones ministeriales y en las resoluciones que han decretado la liberación de inculpados en el Caso.

El 22 de enero de 2016, los hermanos Bernabé Sotelo Salinas (a) “El Peluco” y Cruz Sotelo Salinas (a) “El Oaxaco”, comparecieron ante el Ministerio Público de la Federación y rindieron su declaración asistidos por su Abogado Defensor, en presencia de integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y de miembros de una de las Organizaciones que representan a los padres de los normalistas y víctimas de los hechos de Iguala, todos ellos garantes de que las diligencias se desarrollaron conforme a la Ley, con pleno respeto a los derechos de los inculpados y que las declaraciones fueron rendidas de manera libre y espontánea. Ninguno de los dos testimonios adolece de cuestionamiento jurídico alguno, por tanto, tienen pleno valor probatorio. Bajo estas calidades, la relevancia de ambas declaraciones estriba en que son consecuentes, contestes, congruentes y coincidentes con diversas testimoniales y con otras pruebas que demuestran la sucesión de los hechos en los escenarios criminales de Loma de Coyotes (entrega de los normalistas por policías de Iguala y Cocula a miembros de la organización criminal “Guerreros Unidos”), el Vertedero de Cocula y del Río San Juan.

En los Apartados 18 “Traslado y Entrega de un Grupo de Normalistas a la Organización Criminal ´Guerreros Unidos´ por Elementos de Corporaciones Policiales” y 19 “Escenario del Vertedero de Cocula” de la Recomendación emitida por la CNDH en el “Caso Iguala”, se realiza un pormenorizado análisis y valoración de los testimonios vertidos por los hermanos Sotelo Salinas y se destaca su importancia y trascendencia para el Caso. Sin duda han sido y son indispensables para el éxito procesal a la causa de las víctimas, por eso extraña que ambas probanzas estén ausentes en las argumentaciones jurídicas y en las acusaciones del Ministerio Público de la Federación, como también lo están en los análisis y valoraciones que el Órgano Jurisdiccional hace en sus Resoluciones.

La CNDH tiene la certeza de que la justicia en el “Caso Iguala” será reparada a partir del cumplimiento de su Recomendación y declara que mantendrá el estricto seguimiento de ella.

Temáticas de trascendencia establecidas en la Recomendación 15VG/2018, vinculadas al “Derecho a la Verdad” que corresponde a las víctimas y a la sociedad en el “Caso Iguala”.

La Recomendación del “Caso Iguala”, constituye la mayor aproximación a la verdad con que se cuenta, soportada en elementos de prueba obtenidos de las investigaciones y agregados al expediente.

Para este Organismo Nacional, una prioridad en el caso ha sido determinar el paradero y destino de los estudiantes normalistas desaparecidos. En este sentido, ha llamado la atención sobre la necesidad de que se revisen los más de 63 mil fragmentos óseos que habrían sido recuperados en el Basurero de Cocula y en el Río San Juan y que obran en resguardo de la ahora Fiscalía General de la República, a efecto de que se analicen genéticamente los que sean susceptibles de ello. En una revisión muestral que realizó la CNDH de estos fragmentos, dentro de los cuales ya se habrían identificado algunos que corresponderían a dos de los normalistas desaparecidos, se detectaron 114 fragmentos que serían susceptibles de tal análisis. Esta acción puede ser de inmediata atención, con independencia de la revisión que eventualmente se haga del demás material probatorio. 

En la Recomendación se ha planteado la importancia del hallazgo de 41 porciones petrosas de huesos temporales detectadas en las investigaciones (38 recuperadas en el basurero y 3 en el Río San Juan), además de 52 fragmentos óseos (26 cóndilos mandibulares; 12 huesos ganchosos y 14 semilunares) y 21 elementos odontológicos, todos ellos susceptibles de someterse a pruebas de ADN, de acuerdo con la estimación del equipo pericial de la CNDH, para avanzar en la determinación del destino de los 43 normalistas desaparecidos, al precisar, científicamente, si corresponden a ellos o a personas diversas.

El hallazgo de las porciones petrosas de huesos temporales constituiría un elemento suficiente para concluir que, cuando menos, los cuerpos de 21 personas habrían sido incinerados en el basurero de Cocula. Es indispensable realizar los análisis genéticos a esos 114 fragmentos óseos, a efecto de determinar si corresponden a alguno de los estudiantes normalistas desaparecidos o son de otros individuos, tomando en consideración que la incineración y disposición de cadáveres en el basurero, era una práctica frecuente entre los miembros del crimen organizado en la zona.

El examen de los restos óseos encontrados es un elemento que podrá definir con certeza el destino de los estudiantes que, hasta ahora, se consideran desaparecidos. Para abreviar los caminos en la aspiración de conocer a plenitud la verdad de los acontecimientos de la noche de Iguala, la primera acción, que incluso implicaría comenzar a cumplir con la Recomendación de la CNDH, que las instancias de Gobierno podrían hacer, es enviar a la Universidad de Innsbruck, Austria, los restos propuestos por la CNDH para que sean analizados genéticamente y se determine si corresponden o no a los normalistas de Ayotzinapa. De cualquier forma, sean o no correspondientes a los normalistas, la identidad de los mismos es trascendente ante la realidad de 40 mil personas desaparecidas en el país.

La CNDH ha hecho públicas sus evidencias y reitera su disposición a que se estudien, analicen y discutan, cuestión que resulta de especial relevancia y utilidad en lo relativo a la evidencia científica y opiniones expertas. En ese sentido, la CNDH ha expresado: “Dejemos que la ciencia hable”.

Del mismo modo, en la Recomendación se establece que no se ha investigado la actitud omisa o tolerante de autoridades de distintos niveles y órdenes de gobierno que, pese a advertir de manera directa y mediante la información que les llegaba, que les permitía advertir que algo muy grave sucedía en Iguala en perjuicio de estudiantes normalistas, se abstuvieron de ordenar una intervención directa e instrumentar acciones que, de haberse realizado, hubiesen producido otro desenlace de los hechos.

Las investigaciones practicadas por la CNDH permitieron establecer de manera presuntiva que en los hechos de la noche de Iguala del 26 de septiembre de 2014, imperó el poder decisor sobre todos los partícipes, cómplices, autores materiales e intelectuales, de un instigador primario y común a los intervinientes conocido como “El Patrón”, quien presuntamente tomó decisiones relevantes relativas al destino de los normalistas de Ayotzinapa, señaladamente a los desaparecidos, tanto de los sustraídos del autobús 1568, como los llevados del 1531. Los elementos de prueba obtenidos evidencian la “presencia” de “El Patrón”, en cada uno de los siete escenarios y momentos en los que ocurrieron actos de agresión y desaparición dirigidos contra los normalistas en Iguala. De tal forma que la identidad de “El Patrón” concierne a un sujeto con alta capacidad de dirección y organización para la realización de actividades ilícitas. Las consideraciones en torno a la participación del personaje identificado como “El Patrón” en los hechos de Iguala, se encuentran contenidos en el Apartado 26 de la Recomendación denominado “Sobre la Transmisión de Órdenes para Ejecutar Actos de Desaparición de los Normalistas de Ayotzinapa”.

En el Apartado 27 de la propia Recomendación relativo a “Acerca de las Motivaciones que Originaron las Agresiones Contra los Normalistas de Ayotzinapa”, se establece que, durante el desarrollo de la investigación de los hechos de Iguala, surgieron diversas hipótesis que pretenden explicar las posibles motivaciones que tuvieron los perpetradores para consumar los trágicos acontecimientos de Iguala, Guerrero. La CNDH identificó diversas versiones que pudo agrupar en 6 hipótesis. Algunas son producto de inferencias que podrían ser lógicas, pero de las cuales no existe evidencia alguna en el expediente de investigación. En ese tenor se ubican las hipótesis circunstanciales que básicamente indican que algún o algunos de los autobuses en que aquella noche fatídica se desplazaban los normalistas, llevaban un cargamento de droga. Otras, derivan de investigaciones periodísticas que recaban elementos que podrían constituir evidencia pero que no encuentran soporte en las constancias del caso. Unas más, se desprenden de las propias actuaciones y de su análisis. Entre estas, destaca la hipótesis 6, en la que se agrupan las referencias a la “infiltración” de miembros de la organización criminal de “Los Rojos”, en el grupo de normalistas que hizo presencia en las inmediaciones y en la ciudad de Iguala.

Presentación de la Recomendación en Diversas Instancias y Foros Nacionales e Internacionales.

Este Organismo Nacional, en el año 2019, presentó en diversas instancias y foros tanto nacionales como internacionales, el documento recomendatorio emitido en el “Caso Iguala”. La Recomendación 15VG/2018 es un documento que se debe leer y entender por quienes deseen saber y comprender cómo ocurrieron los hechos de Iguala y que también deben atender las autoridades a las que les fue dirigida.

Bajo el principio de que cualquier instancia u organismo que dé seguimiento o investigue el caso, tiene en el trabajo desarrollado por la Comisión Nacional, una guía y orientación para continuar con una investigación objetiva e integral que permita determinar las responsabilidades que se deriven del mismo, la CNDH presentó ante integrantes de la Presidencia de la Comisión para la Verdad y la Justicia en el caso Ayotzinapa, los aspectos generales y específicos de la Recomendación.

En fecha 15 de abril de 2019, la CNDH hizo una presentación ejecutiva de los contenidos de la Recomendación a la Secretaria de Gobernación, al Fiscal General de la República y al Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación.

Asimismo, la CNDH ha llevado a cabo reuniones de trabajo por separado con el Fiscal General de la República y con el Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, en las que se han planteado diversos temas respecto al seguimiento de la Recomendación 15VG/2018.

La CNDH sostuvo reuniones de trabajo con diversas dependencias en el contexto del seguimiento de la Recomendación 15VG/2018 y para su cumplimiento, entre ellas, con: a) el Fiscal General de la República; b) el Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación; c) la Fiscal Especial en Materia de Derechos Humanos de la FGR; d) el Titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa de la FGR.

En las reuniones de trabajo con la Fiscalía General de la República, específicamente con la Fiscal Especial en Materia de Derechos Humanos y con el Titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa de la FGR, se acordó establecer una estrecha colaboración entre ambas instituciones, para fortalecer y reencauzar los procesos penales con objeto de evitar la indebida liberación de los presuntos responsables o lograr la reaprehensión de  quienes han sido liberados también indebidamente. La CNDH ha venido proporcionando información y documentación para esos efectos. De esa manera, la CNDH ha remitido copia certificada de 59 opiniones médicas y psicológicas especializadas agregadas a los respectivos Protocolos de Estambul aplicados a inculpados en el “Caso Iguala” que interpusieron queja por violaciones a sus Derechos Humanos. Igualmente, ha enviado a la FGR copia certificada de diversas actas circunstanciadas que contienen testimonios producto de entrevistas practicadas por Visitadores Adjuntos de esta CNDH con personas que han proporcionado información importante y sensible para el Caso en el desarrollo de las Investigaciones.

De igual manera, la CNDH presentó ante instancias internacionales de Derechos Humanos su Recomendación en el “Caso Iguala”, ocasiones en las que refrendó su compromiso con las víctimas y con el derecho a la verdad. Sostuvo reuniones de trabajo con representantes de la Unión Europea para los Derechos Humanos en Bruselas, Bélgica, con la Asociación para la Prevención de la Tortura (APT) y en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza.

En Washington, D.C., el 27 de septiembre de 2019, la CNDH ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, manifestó su preocupación por la liberación de inculpados en el “Caso Iguala” y subrayó la urgencia de fortalecer y reencauzar los procesos penales con la Recomendación 15VG/2018, para evitar que los responsables sean liberados y que quienes indebidamente han sido liberados, sean reaprehendidos.

Otros foros en los que se presentó la Recomendación 15VG/2018 fueron: 1) En la XXX Reunión Anual de Embajadores y Cónsules 2019; 2) A los Embajadores de la Unión Europea en México; 3) A la Coordinación de la Licenciatura en Ciencia Forense de la UNAM y al Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial; 4) A Investigadores y Consejeros Internos del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; 5) A Investigadores y Alumnos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y 6) Al Consejo Técnico, Presidentes de Colegios, Seminarios y Académicos de la Facultad de Derecho de la UNAM.

La CNDH y la Oficina Especial para el “Caso Iguala”, el 1 de julio de 2019, sostuvo reunión de trabajo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el marco del cumplimiento del Documento Recomendatorio. En la reunión se destacó la importancia de la Recomendación 15VG/2018, entre otras cosas, para el desarrollo de un nuevo Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica.

Acerca de la Versión Pública del Expediente del “Caso Iguala”.

La determinación sobre la existencia de Violaciones Graves a los Derechos Humanos en el “Caso Iguala” de la CNDH manifiesta en la Recomendación 15VG/2018, fue la conclusión de una investigación exhaustiva, multidisciplinaria e integral, que consta en un expediente de 1,000,100 hojas, integradas en 1255 tomos y 165 anexos, el cual constituye, hasta donde el estado actual de cosas lo ha permitido, la mayor sistematización e integración que se tenga del cúmulo de evidencias y elementos de convicción existentes sobre lo sucedido en Iguala, Guerrero, los días 26 y 27 de septiembre de 2014.
 
En este sentido, lo extenso del expediente CNDH/1/2014/6432/Q/VG del “Caso Iguala”, ha implicado que la versión pública del mismo se encuentra en elaboración bajo un Programa de Trabajo autorizado por el Comité de Transparencia de este Organismo Nacional.

                                                                                                     

 
Herramientas para accesibilidad