Se recargará la página automáticamente al seleccionar un año para mostrar el informe de actividades
 Buscador   Ir web de la CNDH

INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2018    Ayuda

Recomendación General 32 sobre salud, un nivel de vida adecuado, medio ambiente sano, e información pública ocasionadas por la contaminación atmosférica urbana

 
Esta Recomendación se dirigió a las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Energía, Economía y Salud, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), Gobernadora y Gobernadores de los estados, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y Presidentes Municipales, por violaciones a los derechos humanos a la salud, nivel de vida adecuado, medio ambiente sano e información pública, ocasionadas por la contaminación atmosférica urbana.
 
En el citado instrumento se observaron diversas violaciones a los derechos humanos, entre las más importantes, la falta de revisiones exhaustivas y actualizaciones de las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en materia de salud ambiental, por lo que este Organismo Nacional recomendó a la Secretaría de Salud la adopción de los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con la finalidad de elevar los parámetros de protección en salud en todo el país.
 
Asimismo, se advirtió sobre la inadecuada implementación y/o funcionamiento de las estaciones y redes de monitoreo atmosférico a nivel nacional, mediante las cuales es posible determinar los índices de contaminación en las ciudades, estaciones que a su vez envían dicha información al Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA), por lo que, entre otras acciones,  se recomendó a las autoridades en todo el territorio nacional para que implementen medidas de reparación, funcionamiento y seguimiento necesarias para su correcto funcionamiento y puntual información al SINAICA. Igualmente, a la PROFEPA para que inicie las inspecciones necesarias en todas las estaciones de monitoreo.
 
Se resalta la importancia que reviste el transporte público urbano en los centros de población y las alternativas de movilidad al uso intensivo del automóvil, generador importante de emisiones contaminantes. En tal virtud, se recomendó a gobernadoras, gobernadores y titulares de las presidencias municipales del país llevar a cabo la revisión de vehículos y concesiones de transporte público, para detectar unidades altamente contaminantes y estudiar la viabilidad de su reemplazo por unidades de cero emisiones, e incentivar —en futuras concesiones— la utilización de unidades libres de contaminantes para transitar a un transporte público urbano accesible, eficiente, asequible y no contaminante, que garantice el derecho a un nivel de vida adecuado.
 
A esas mismas autoridades, la planeación y adopción de políticas tendientes a incentivar movilidades alternativas al uso del automóvil a base de gasolina, la concientización de las consecuencias ambientales del empleo intensivo de combustibles fósiles como las gasolinas y diésel en las ciudades. Por lo cual se instruyó además a la SEMARNAT a brindar todo el apoyo técnico necesario a las autoridades locales para la planeación y/o implementación de medidas de mitigación y control de la contaminación atmosférica en las ciudades.
 
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos hizo un llamado al público en general sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y sus recursos naturales, y las consecuencias del uso intensivo de combustibles fósiles, como un factor que intensifica los efectos del cambio climático y la contaminación atmosférica urbana, e invita a una participación más de la sociedad en las medidas de mitigación y control de la contaminación, en aras de un entorno más limpio, como espacio público y colectivo.
Herramientas para accesibilidad