Se recargará la página automáticamente al seleccionar un año para mostrar el informe de actividades
 Buscador   Ir web de la CNDH

INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2018    Ayuda

Personas Privadas de la Libertad

Análisis Situacional de los Derechos Humanos de las Personas Privadas de la Libertad

El sistema penitenciario de nuestro país en su conjunto presenta pendientes y retos que el Estado tiene que atender en materia de derechos humanos, a efecto de que las condiciones, funcionamiento y trato que reciben las personas que se encuentran privadas de la libertad sea acorde con la observancia de sus derechos humanos.

La prisión se considera como la medida más aflictiva, por ello su aplicación debe estar basada en el respeto de los Derechos Humanos en concordancia con la seguridad, el orden y disciplina que debe observarse en los establecimientos penitenciarios, que a su vez permita organizar las acciones destinadas a alcanzar la reinserción social, de acuerdo con el fin constitucional establecido al considerar que las acciones emprendidas para aprovechar el período de privación de libertad a fin de lograr, en lo posible, que al integrarse a la sociedad tras su puesta en libertad, puedan vivir conforme a la ley y mantenerse con el producto de su trabajo, tal como se prevé en las Reglas 3 y 4 de las “Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos. "Reglas Mandela”.
 
Por ello es de suma importancia determinar la situación y características del Sistema Penitenciario Mexicano, máxime que su dimensión lo ha ubicado como el segundo más grande de América Latina, en cuanto a su capacidad y población (Elías Carranza. Los sistemas penitenciarios latinoamericanos y los derechos humanos. ¿Qué hacer?, Versión actualizada de la conferencia pronunciada en la actividad Derechos Humanos y Buenas Prácticas Penitenciarias de la Gendarmería de Chile, Santiago, octubre 2013), a su vez que está integrado por una amplia variedad de establecimientos penitenciarios, lo que redunda en diversas problemáticas que se suscitan día con día al interior de los centros de reclusión, entre éstas destacan la separación entre procesados y sentenciados, insuficiencia de personal de seguridad y custodia capacitado que favorezca la reinserción social efectiva, condiciones de autogobierno/cogobierno, insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos; ausencia de perspectiva de género en las políticas y acciones dirigidas a la población femenil privada de la libertad; imposición excesiva de la pena de prisión; deficiente clasificación y existencia de hacinamiento.

El Sistema Penitenciario Nacional actualmente se encuentra conformado por 311 centros penitenciarios los cuales reportan una capacidad instalada de 217,669 lugares y albergaban una población total de 201,538 personas, destacándose que a la fecha se ha ampliado de forma global el número de lugares en un 3.9% con respecto de 2017; asi, hoy, existen 16,131 espacios disponibles, de acuerdo con al Cuaderno Mensual de Información Estadística Penitenciaria Nacional, emitido por el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS), de la Secretaría de Gobernación de octubre de 2018.


De conformidad con el artículo 18 constitucional, corresponde a la Federación y a las entidades federativas la organización del Sistema Penitenciario, de ahí que en nuestro País existan establecimientos dependientes de autoridades locales y otros administrados por el Gobierno Federal; cabe señalar que en cuatro entidades aún existen centros dependientes de autoridades municipales que albergan de forma irregular personas privadas de la libertad procesadas y sentenciadas, mismas que han pasado de 91 que funcionaban en 2016 a 12 en octubre de 2018, lo que significa que más del  85% de este tipo de cárceles llevaron a cabo el proceso de regularización respectivo.

Respecto del total de las personas privadas de la libertad a nivel nacional, 191,065 (95.37%) son hombres y 10,473 (4.62%) son mujeres, de este universo 167,325 (83.02%) pertenecen al fuero común y 34,213 (16.98%) al fuero federal, mientras que 76,321 (37.86%) se encuentran en proceso y 125,217 (62.13%) cumplen una sentencia, según el Cuaderno Mensual de Información Estadística señalado.
 

 Población Penitenciaria en la República Mexicana x Fuero Columna: Personas Privadas de la Libertad

 

 Población Penitenciaria en la República Mexicana por Situación Jurídica Columna: Personas Privadas de la Libertad

 

 Total de Personas Privadas de la Libertad en Centros Penitenciarios en la República Mexicana Fila: Personas Privadas de la Libertad


Del análisis del Diagnóstico Nacional Penitenciario (DNSP) se han identificado diversas problemáticas que inciden de forma preponderante en el Sistema Penitenciario Nacional tales como la falta de separación entre procesados y sentenciados, la insuficiencia de personal de seguridad y custodia, las malas condiciones de diferentes áreas de los establecimientos penitenciarios, la falta de programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria, la carencia de actividades laborales, educativas, deportivas y de capacitación para el trabajo, así como deficiencia en la atención de la salud de las personas privadas de la libertad, ocasionada tanto por la falta de personal médico como de equipo y medicamentos necesarios para atención de la salud.

Una de las problemáticas que ha impactado negativamente en los centros estatales es la presencia de grupos delincuenciales que generan autogobierno y violencia al interior de estos, combinado con la insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos, así como la falta de personal de seguridad.

No obstante, se observan también diversas situaciones que han presentado avance como es la integración de los comités técnicos y la capacitación del personal por lo que hace a los centros estatales; la ausencia de funciones de autoridad por parte de los internos en los centros federales, además de presentar de forma general un incremento y tendencia positiva en los promedios de calificación de los diferentes tipos de centros.

Parte fundamental es la normatividad nacional e internacional en la cual se basan los parámetros a través de los cuales se realizan las supervisiones y se atienden las quejas penitenciarias, siendo el referente normativo para el trabajo de la Comisión Nacional en la materia las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Nelson Mandela), instrumento que ha permitido consolidar el camino que deben seguir los centros de reclusión del país.

El DNSP es el instrumento que ha permitido de forma objetiva identificar diversas problemáticas que inciden de forma preponderante en el Sistema Penitenciario Nacional, tales como: la falta de personal de seguridad y custodia, la separación entre procesados y sentenciados (80.9%), deficientes condiciones materiales y de higiene en diversas instalaciones de los centros (77.1%), deficiente atención a los derechos a la protección de la salud y alimentación (54.19%), presencia de condiciones de autogobierno al interior de los establecimientos penitenciarios (52.67%), así como el hacinamiento (48.85%) y la sobrepoblación (35.11%), problemáticas que inciden principalmente en la vulneración de los siguientes derechos humanos: acceso a la salud, a la integridad personal, estancia digna, seguridad jurídica, además del derecho a la reinserción social.

Un análisis sobre la evolución de las cárceles locales  basado en el DNSP, evidencia que durante los últimos tres años, los estados de Baja California Sur, Guerrero, Hidalgo, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, Tabasco y Tamaulipas, se han mantenido como las entidades federativas con las evaluaciones más bajas del país, lo que hace patente el riesgo que exige la implementación de acciones inmediatas para atender las problemáticas que impiden el adecuado funcionamiento de los centros de reclusión.

Un aspecto fundamental a destacar que tiene implicación directa con el trato que se brinda a las personas privadas de la libertad, es la necesidad de capacitación del personal penitenciario, tanto en la materia como en derechos humanos, además de una adecuada selección de servidores públicos con un perfil idóneo para las actividades que les son asignadas, ya que la falta de preparación puede traducirse en abusos y violaciones a los derechos humanos.

Para atender de forma integral las problemáticas planteadas que se presentan en mayor o menor medida en los centros de reclusión del país, es necesaria la implementación inaplazable de políticas públicas de alcance local y nacional, con la participación de autoridades e instituciones de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, compatibles con la seguridad, mediante la implementación de una estrategia que contenga acciones concretas basadas en la norma tanto nacional como internacional.

Para ello, resulta conveniente también la elaboración de lineamientos concretos y acordes a la problemática penitenciaria, que promuevan el fortalecimiento de una cultura de legalidad y respeto a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, con especial atención a los relativos a la reinserción social, salud, integridad personal, estancia digna y seguridad jurídica.

En el marco de las visitas de supervisión que a la fecha se han efectuado se ha observado de manera general, que las autoridades penitenciarias tienen un mayor conocimiento sobre los aspectos que en materia de derechos humanos evalúa el DNSP y que además los resultados de éste, les sirven para determinar los temas o aspectos que deben atender a través de sus políticas públicas, en ese sentido se han identificado avances significativos en la capacitación de servidores públicos en materia de derechos humanos, una disminución sustancial de centros con sobrepoblación, además de la regularización de cárceles municipales para evitar que se utilicen para albergar personas procesadas y sentenciadas penalmente.

Otro aspecto a destacar es que existe interés de las autoridades por atender las observaciones emitidas por el DNSP, para mejorar en su evaluación del año anterior.

Objetivos y Fundamento Normativo de los Derechos Humanos de las Personas Privadas de la Libertad

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene dentro de sus atribuciones, señaladas en el artículo 6°, fracciones VII, IX y XII de la ley que le rige, supervisar el respeto de los derechos fundamentales dentro del sistema penitenciario en la República Mexicana, así como el impulsar la observancia de los derechos humanos, y formular programas proponiendo acciones en coordinación con las dependencias competentes que impulsen el cumplimiento dentro del territorio nacional de los y Tratados, Convenciones Acuerdos Internacionales, signados y ratificados por México en materia de derechos humanos; en concordancia con el artículo 15, fracción VIII del mismo ordenamiento, que señala la facultad del Titular de la Comisión para formular las propuestas generales, conducentes a una mejor protección de los derechos humanos en el país.

La Comisión Nacional realiza permanentemente visitas de supervisión a los centros de reclusión del país con el propósito de proteger los derechos humanos de quienes se encuentran privados de la libertad. Es así que ante la necesidad de identificar puntualmente las condiciones que permitan garantizar el respeto a los derechos humanos de los internos, este Organismo Autónomo cuenta con una metodología de supervisión, llevada a cabo mediante visitas y recorridos en centros penitenciarios previamente determinados, donde se aplican las Guías de Supervisión diseñadas específicamente con ese objetivo, para posteriormente llevar a cabo el procesamiento de la información y el análisis de resultados, que concluye con la elaboración del Diagnóstico anual que se da a conocer a las diversas autoridades competentes en la materia.
 
Es importante señalar, que para aplicar las Guías de Supervisión que conforman parte de la metodología de evaluación en materia de derechos humanos, se cuenta con el apoyo y coordinación con los organismos locales de protección a derechos humanos.
 
Es así que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, lleva a cabo anualmente la realización del Diagnóstico Nacional en materia penitenciaria, con el objetivo de que las autoridades penitenciarias puedan orientar políticas públicas tendentes a garantizar el respeto de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad que se encuentran en los centros de reclusión del país; aunado a ello, a través de diversos pronunciamientos y/o estudios se contribuye a la implementación de buenas prácticas y aplicación de estándares internacionales que favorezcan a la reinserción social y contribuyan a la optimización del sistema.

Visitas de Supervisión a Centros de Reclusión (DNSP)

Para la conformación del Diagnóstico Anual sobre la situación de los derechos humanos en los centros penitenciarios, en 2018 se visitaron 199 establecimientos penitenciarios que incluyeron: 175 centros de reinserción social locales, 21 establecimientos dependientes de la federación y 3 prisiones militares, en la cuales al momento de las visitas de supervisión, se encontraba una población que ascendía a 183,604 internos (10,304  mujeres y 173,300 hombres), lo que representó poco más de dos terceras partes de la población total penitenciaria del país.

Promoción y Fortalecimiento de los Derechos Humanos de las Personas Privadas de la Libertad en Centros Penitenciarios

Con el objetivo de contribuir a la observancia y respeto de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, se estableció una estrategia para promover y difundir entre las autoridades penitenciarias las mejores prácticas, denominada “Programa para el fortalecimiento de actividades en pro del Derecho a la Reinserción Social”. Dentro de este marco se llevó a cabo una convocatoria para reunir diversas expresiones artísticas plasmadas en murales de diversos establecimientos ubicados en 22 entidades federativas, conjuntándose un catálogo de 104 murales, mismo que fue publicado y distribuido en toda la República Mexicana.
 
Otras acciones realizadas han sido las siguientes:

Se llevó a cabo con gran participación la presentación de los textos: “Buzo de aguas negras” y “STRAP” Sistema Teatral de Readaptación y Asistencia Preventiva, de la autoría de Dea Arjona, para fortalecer las tareas en torno al teatro penitenciario; obras en las que se refleja el trabajo del Maestro Jorge Correa en cárceles a lo largo de 40 años,  a través de entrevistas exponiendo las técnicas del “Strap”, por medio del cual involucra a autoridades e internos para utilizar el teatro como una actividad encaminada a la prevención y la reinserción social. El evento tuvo lugar el 19 de enero en las instalaciones del edificio Jorge Carpizo de la CNDH, siendo los comentaristas los doctores José Luis Musi Nahmias y Luis Rodríguez Manzanera, los maestros José Luis Morales Cruz y Dea Arjona.

Se continua con la entrega mensual de material destinado a contribuir con las actividades que se realizan dentro del Taller de Collage denominado “Linternas de Santa Martha” de dicho Centro, el cual se ha sido generador de acciones para la capacitación para el trabajo, además de fomentar acciones de sustentabilidad a través del reciclaje de material que se utiliza para la elaboración de dichos productos.

Los días 7, 8, 9 y 10 de febrero, con el objeto apoyar las acciones de promoción de los derechos humanos se participó en dos eventos académicos organizados las Casas de la Cultura Jurídica de la SCJN, en Campeche y Quintana Roo.

El 22 de febrero en la Conferencia Internacional sobre la Incorporación de la Perspectiva de Género en la Política de Drogas, organizada por la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de la Mujeres la CNDH también se tuvo una participación sobre la mujeres en prisión.

En instalaciones del edificio Jorge Carpizo de la CNDH, los días 5 y 6 de abril, se llevó a cabo la exposición y venta de productos artesanales elaboradas por personas externadas de centros penitenciarios de la Ciudad de México, como muestra del trabajo que realizan, con lo cual la Comisión Nacional impulsa la promoción de acciones que se distinguen como buenas prácticas en favor de los derechos humanos.

Para dar continuidad al Convenio de Colaboración con la asociación Desarrollo Social y Recuperación de Valores, con motivo del Día Mundial del Arte, en el mes de abril se llevó  a cabo la entrega del mural “Camino a la Felicidad” al Centro de Reinserción Social de Pachuca, impartiéndose además un curso en materia de derechos humanos.

El 20 de abril en el CEFERESO No. 4, ubicado en Tepic, Nay., se llevó a cabo una visita de supervisión y se participó en la ceremonia de graduación del personal del centro, en la Licenciatura en Derecho, por parte de la Universidad UNIVER.

Los días 16 y 17 de mayo, con autoridades de la Agencia de Administración Penitenciaria y de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Nuevo León, se participó en la ceremonia de culminación de la Generación 55 del programa “Tu puedes vivir sin adicciones” y la inauguración de la generación 56; realizando un recorrido a diversas instalaciones en el CERESO de Apodaca, impartiéndose también una Conferencia en el auditorio de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dirigida a personal de ese organismo autónomo.

En el marco de las actividades de la “Cátedra Extraordinaria de Justicia Restaurativa Nelson Mandela”, el 1 de junio de 2018, se llevó a cabo la clausura del curso a distancia “Justicia Restaurativa y mediación en el ámbito penitenciario” impartido por la recipendaria de la Cátedra, mismo que fue organizado también con la Universidad Ramón Llull de España, en cooperación con la Fundación Pere Tarrés de la Facultad de Educación.

El 13 de julio, en el Día Internacional “Nelson Mandela”, se llevó a cabo la celebración  conmemorativa, entregando al señor José León Sánchez, la presea respectiva, realizándose también la premiación del Concurso de Pintura, con las obras elaboradas por personas internas en Islas Marías, en torno a la vida de este importante personaje, llevándose a cabo de igual forma la exposición y venta de productos elaborados por personas privadas de la libertad.

El 11 de septiembre, con el objetivo de promover una cultura de derechos humanos de las personas privadas de la libertad, se participó en el Seminario de Capacitación a Visitadurías Generales de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, donde estuvieron presentes 189 servidores públicos de dicho organismo.

El 15 de octubre se realizó la proyección del documental “Salomé. Un encuentro con la libertad” el cual tuvo como base los hechos que dieron lugar a la Recomendación 7/2016y en donde la víctima también compartió su testimonio.

El 24 de octubre, se participó en el Foro Mujeres privadas de la Libertad”en coordinación con la Fundación“ ¿Y quién habla por mí?”, y la Cámara de Diputados. En este Foro se expuso la necesidad de reconocer la importancia de las Reglas de Bangkok para la atención adecuada de mujeres en reclusión, adoptando políticas en las que se garantice el Interés Superior de la Niñez para los hijas e hijos de las mujeres privadas de la libertad.

Los días 8 y 9 de noviembre, en la ciudad de Monterrey, NL, se llevó a cabo el Congreso Nacional “Derechos Humanos en el Sistema Penitenciario. Retos y perspectivas de la Ley de Ejecución Penal”, en el que participaron expertos, académicos personal del sistema penitenciarios y de organismos protectores de derechos humanos.

El 20 de noviembre, con motivo del Día Internacional del Niño se distribuyó en toda la República las compilaciones de "Instrumentos Generales" de aplicación al Adolescente que infringe la Ley penal” y "Observaciones del Comité sobre los Derechos del Niño de la ONU", publicadas por la CNDH.

El 26 de noviembre, en el marco de los 16 Días de Activismo en Contra de la Violencia de Género, se llevó a cabo también la exposición y venta de productos elaborados por mujeres privadas de la libertad del Centro Femenil de Reinserción Social de Morelos. 

A fin de generar un medio de integración y análisis sobre temas relacionados con los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, durante este año se llevó a cabo el Cuarto Ciclo de Cine Debate.

Los días 4 y 5 de diciembre, en el marco del Convenio de Colaboración con la Universidad Tepantlato, se presentó la exposición “Evolución del Sistema Penitenciario en México”, la cual mostró una selección de fotografías, con el propósito de reflejar el cambio de los centros penitenciarios en México, tomando como punto de partida la Penitenciaría de Lecumberri, inaugurada en septiembre de 1900, durante el régimen de Porfirio Díaz y cerrada en el año de 1976 presentando en contraposición fotografías de diversas prisiones con muestras de actividades diversa, entre las que se destacaron educativas, deportivas, laborales y de capacitación, así como la atención de la salud de los internos.

En el marco de los 16 Días de Activismo en Contra de la Violencia de Género, el 26 de noviembre se llevó a cabo la Exposición y venta de productos elaborados por mujeres privadas de la libertad del Centro Femenil de Reinserción Social de Morelos. 

El 6 de diciembre se llevó a cabo la exposición y venta de productos elaborados por personas egresadas de centros penitenciarios dentro del programa de “Arte Terapia”.

Vinculación con Instituciones Nacionales e Internacionales y Organismo No Gubernamentales

Ante la necesidad de desarrollar acciones para impulsar sinergias y mecanismos de coordinación interinstitucional que fomenten el intercambio de buenas prácticas en materia penitenciaria se ha considerado la aplicación de estándares internacionales para la reducción de violaciones y fortalecimiento de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad en centros de reclusión.

En ese contexto, en el marco de la estrategia para promover y difundir entre las autoridades penitenciarias las mejores prácticas en la materia, se implementó el “Programa para el fortalecimiento de actividades en pro del Derecho a la Reinserción Social, dentro del cual se incluyen reuniones de trabajo, visitas, intercambio bibliográfico e impartición de cursos.

El 20 de abril se llevó a cabo una reunión de trabajo con el Secretario de Seguridad Pública, el Subsecretario de Derechos Humanos, el Delegado de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el Director General del CEFERESO No. 4, así como el Director General de Prevención y Reinserción Social del Estado de Nayarit y el Director General de la Universidad UNIVER, con el objeto de fortalecer las acciones de coordinación con el sistema penitenciario, en un marco de respeto a los Derechos Humanos. En ese contexto, se efectuaron también dos recorridos, uno al Centro de Rehabilitación Social Venustiano Carranza, y otro al CEFERESO 4.

Por otra parte, se implementó el Plan de Acción para Fortalecer el Sistema Penitenciario con un Enfoque de Derechos Humanos, en Islas Marías. En éste participan la CNDH, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), organizaciones civiles como: Desarrollo Social y Recuperación de Valores, y el Observatorio Ciudadano de Justicia Federal, así como Prevención y Readaptación Social, para promover la observancia de la Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos “Reglas Mandela”, así como la aplicación de la justicia restaurativa en la solución de conflictos. En ese marco, se llevaron a cabo diversas reuniones de trabajo y visitas a Islas Marías.

Lo anterior dando continuidad a la reunión de trabajo que se llevó a cabo entre la entre la CNDH y la UNODC para establecer los esquemas de promoción en materia de derechos humanos basado en las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos.

El día 15 de mayo se llevó a cabo una nueva reunión de trabajo con la UNODC, así como con el Observatorio Ciudadano de la Justicia Federal y Desarrollo Social y Recuperación de Valores, para determinar las acciones a desarrollar en la visita a Islas María con el objeto de continuar con los trabajos en el sistema penitenciario para la debida aplicación de las Reglas “Nelson Mandela”, así como para dar cuenta de las actividades artísticas y de capacitación de las personas privadas de la libertad, como parte de los programas encaminados a la reinserción social.

Del día 4 al 8 de junio, se llevó a cabo otra visita de trabajo a Islas Marías con el objeto de fortalecer las acciones relativas al Plan de Acción señalado. Como parte de estas acciones se observó el Mural “Los colores de Mandela”; así como el inició de los talleres: “Aplicación del diseño a la técnica del muralismo”; “Diseño gráfico”; “Manejo de Estrés”, “Contención de Emociones”; “Análisis de las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades”; “Un paso a la Libertad” y “Cuentacuentos”.

También se llevaron a cabo los cursos “Justicia Restaurativa y Gestión de Conflictos”; “Mediación, prevención de la violencia y cultura para la paz”; adicionalmente se entregó material editado por la CNDH sobre el tema “Justicia Restaurativa” y “Un modelo de atención y tratamiento para las personas con farmacodependencia en prisión”.

Se realizaron recorridos a las diferentes áreas de la Isla y se pudo apreciar la realización de diversa actividades que desarrollan los internos para propiciar la reinserción social como: Presentación de la obra de teatro “466/64 Un largo Camino a la Libertad” la cual versa sobre la vida de Nelson Mandela, que fue representada por personas privadas de la libertad. Finalmente se llevó a cabo la reunión de trabajo para el seguimiento de las acciones realizadas desde septiembre de 2017 dentro del “Plan de acción para fortalecer el sistema penitenciario con un enfoque de Derechos Humanos” y se identificaron los compromisos cumplidos y en proceso a fin de darles seguimiento al mismo.

Con el propósito de promover el conocimiento y aplicación de estas Reglas, se realizaron diversos cursos de capacitación y el Diseño Estándar de Competencia sobre la materia. La CNDH, el Instituto Nacional de Ciencias Penales, Prevención y Readaptación Social (PyRS) y el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), sostuvieron reuniones de trabajo y el 17 de enero, se integró el Comité de Validación de los Comités de Gestión por Competencias y los Estándares respectivos para la creación de la Norma Técnica de Competencia Laboral sobre Derechos Humanos y Reglas Mandela. Posteriormente el 9 de abril, se suscribió el Acta de Integración del Comité de Gestión por Competencias en Sistema Penal y Derechos Humanos. De la misma forma, del 5 al 7 de septiembre, se participó en el Curso dirigido a Evaluadores Independientes, el día 14, se inició el pilotaje para la certificación y el 27 se elaboró la Carta Descriptiva del Curso para la Norma Técnica de Competencia Laboral sobre Derechos Humanos y Reglas Mandela.

Los días 1, 5 y 6 de noviembre, se impartió el Curso de Capacitación denominado “Las Reglas Nelson Mandela en la práctica penitenciaria para la Reinserción Social” en el que participaron 30 servidores públicos adscritos a la Tercera Visitaduría General. Posteriormente los días 30 de noviembre y 7 de diciembre, personal de la CNDH realizó la evaluación para alcanzar la certificación en competencia laboral sobre Aplicación de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos en el Sistema Penitenciario “Reglas Nelson Mandela”.

Entrega de materiala autoridades penitenciarias y privadas de la libertad

En el marco de las visitas de supervisión, se entregaron 16,775 impresos y publicacionesAdemás se estableció una estrategia para entregar mayor número de material a las autoridades penitenciarias de los centros de reclusión que obtuvieron una menor calificación en la evaluación del DNSP 2017.

Acciones de Atención Inmediata en Centros Federales

Como se ha mencionado, el Sistema Penitenciario Mexicano se ha caracterizado por coincidir en éste una gran variedad de problemáticas que se presentan al interior de los centros de reclusión, las cuales pueden representar situaciones de riesgo de violación a derechos humanos. Al inicio de la presente administración surgieron cuestionamientos y retos que afrontar ante las problemáticas más recurrentes considerándose necesario modificar el enfoque de la intervención de este Organismo con una perspectiva que privilegie una comunicación más cercana entre las personas privadas de la libertad y la CNDH, mediante la implementación de mecanismos que permitan la atención de los internos a fin de resolver directamente sus peticiones de la mejor manera, cuando la naturaleza del asunto así lo permita, fortaleciendo la vinculación con las autoridades penitenciarias para la promoción y consolidación de una cultura de respeto de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad.

En este sentido, la CNDH con el propósito de fortalecer el respeto de los derechos humanos de las personas en reclusión, planteó como estrategia de trabajo, el programa de Presencia Permanente en los Centros Federales, con el fin de recibir in situ peticiones que, por su naturaleza permitan una solución inmediata, así como dar seguimiento de las medidas adoptadas por las autoridades, brindar asesoría y realizar gestiones encaminadas a salvaguardar los derechos humanos de las personas en reclusión, sus familiares y recabar documentales que permitan la debida atención.

Así, durante este periodo la CNDH tuvo presencia permanente en los centros federales de Almoloya, Edo. de Méx.; el Salto, Jal.; Tepic, Nay.; Villa Aldama, Ver.; Huimanguillo, Tab.; Guadalupe Victoria y Gómez Palacio, Dgo; Guasave, Sin.; Ciudad Juárez, Chih; Hermosillo, Son.; Ocampo, Gto; Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oax; Tapachula, Chis; Coatlán del Río y Ciudad Ayala, Mor.; y Buena Vista, Tomatlán, Michoacán, lo que permitió la atención inmediata in situ a 2,805 casos, de los cuales 1,898 correspondieron a atención médica, 271 a asesoría legal y 636 a cuestiones administrativas, así como la gestión de 1,009 escritos registrados que por su naturaleza permitieron la solución inmediata al conflicto planteado.

Por otra parte, para dar atención a expedientes en trámite se organizaron brigadas de trabajo habiéndose visitado en 114 ocasiones los centros federales y diversos centros de reclusión estatales, lo que implicó la atención a 1,491 personas privadas de la libertad, además también se proporcionó la atención para 35 casos (21 atención médica, 04 asesoría jurídica, 10 administrativas).

Resultados del DNSP 2017

El 9 de abril de 2018 se dio a conocer a las autoridades federales y estatales el resultado del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2017.  Éste se integró con información de las visitas realizadas por el personal de la CNDH, con el análisis a la información obtenida a través de las entrevistas a los servidores públicos, encuestas realizadas a los internos, en una muestra a 198 centros: 131 estatales, varoniles, femeniles y mixtos, 20 centros federales,  y tres militares, incluyéndose además 44 centros que dependían de gobiernos municipales, por lo que, en conjunto la muestra global abarcó el 86.16% del total de la población penitenciaria nacional.

El diagnóstico muestra al final de cada apartado por tipo de centros (estatales, federales y municipales) que obtuvieron mayor y menor calificación, lo que de manera general se ubicó que de 2016 a 2017 las totalidad de centros obtuvo mayor calificación, así los CEFERESOS pasaron de 7.21 en 2016 a 7.33 en 2017; los CERESOS obtuvieron una calificación de 6.27 en 2016 y de 6.30 en 2017; las Prisiones Militares igualmente mejoraron su evaluación de 7.95 a 8.13; y finalmente las Cárceles Municipales pasaron de 3.90 a 3.99, lo que incrementó el promedio general del Sistema Penitenciario Nacional de 6.33 a 6.43.










El Diagnóstico incluyó un apartado relativo a Centros Penitenciarios con Población Femenil, en el cual se concentra la información relativa a la población de mujeres internas, considerando tanto los 17 establecimientos femeniles existentes, los cuales fueron supervisados, así como las áreas que se ubican en los 75 centros mixtos que se visitaron, en los cuales se encontró una población de 9,705 internas, lo que representó el 87.6% de la población femenil en todo el país.

Otro aspecto que mostró el DNSP 2017 se refiere a la recepción de quejas por parte de los organismos locales de protección de los derechos humanos, donde se identificó una disminución del 24% de quejas registradas en materia penitenciaria en 2017 respecto de 2016. Igualmente se destacó una disminución considerable de este tipo de quejas registradas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en 2017 del 79% respecto de 2016.

Metodología para la Elaboración del DNSP

La aplicación del DNSP  se lleva a cabo a través de visitas consistentes en recorridos de supervisión a cada uno de los centros penitenciarios previamente determinados, donde se aplican los instrumentos de supervisión y se realizan entrevistas directas al titular del centro, a los responsables de las áreas técnicas, al personal de seguridad y custodia; y fundamentalmente, a los internos, lo anterior siempre considerando la perspectiva de respeto a los derechos humanos de los mismos.

Para la elaboración del diagnóstico anual sobre la situación de los centros de reclusión del país, se trabajó sobre una metodología orientada a tres aspectos: 1) Recabar información mediante opiniones de los directores de los centros, del personal de seguridad, de custodia y de áreas técnicas; 2) Aplicar encuestas a los internos; y, 3) Realizar recorridos a diversas instalaciones y módulos que conforman los centros del sistema penitenciario.

Para la supervisión de los centros de reclusión en esta materia se han establecido cinco áreas o rubros relacionados con aspectos garantizan la integridad física psicológica y moral del interno, una estancia digna, condiciones de gobernabilidad, la reinserción social del interno y un entorno de igualdad para los grupos de personas en situación de vulnerabilidad (mujeres, menores de edad, adultos mayores, entre otros). Cada rubro, a su vez, se subdivide en temas a los cuales se les secciona en indicadores y sub indicadores con la finalidad de que la supervisión sea más acuciosa y objetiva.

En ese contexto, resulta de suma importancia señalar que los servidores públicos de los organismos locales de protección a los derechos humanos colaboran en esta supervisión, por lo que también se llevan a cabo de manera permanente curso de actualización e intercambio bibliográfico especializado. Para ello, personal de este Organismo Nacional participó con un total de 32 pláticas, a través de las cuales se actualizó a 207 servidores públicos adscritos a los organismos mencionados (96 mujeres y 111 hombres).
Herramientas para accesibilidad