Se recargará la página automáticamente al seleccionar un año para mostrar el informe de actividades
 Buscador   Ir web de la CNDH

INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2018    Ayuda

Oficina Especial para el "Caso Iguala"

 
Los hechos ocurridos los días 26 y 27 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala de la Independencia, Guerrero, representan un agravio para todos los mexicanos. La muy grave y lamentable colusión entre autoridades y organizaciones criminales ocasionó la privación de la vida de 6 personas, la alteración de la salud y lesión física de otras 42 y la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

Como consecuencia de estos acontecimientos, desde el mismo 27 de septiembre de 2014, este Organismo Nacional inició de oficio un expediente de queja con objeto de investigar presuntas violaciones a derechos fundamentales que se habrían cometido. Asimismo, ejerció su facultad de atracción respecto a los expedientes iniciados por la entonces Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero.

A partir del día 5 de octubre de 2014, la CNDH continuó el trámite de la queja como una investigación de Violaciones Graves de Derechos Humanos bajo el número de expediente CNDH/1/2014/6432/Q/VG.

Por primera vez en la CNDH, para atender de manera prioritaria un caso específico, el 18 de diciembre de 2014, se creó la “Oficina Especial Para el ‘Caso Iguala”, con la instrucción de realizar una investigación integral de los hechos violatorios a derechos humanos derivados de estos lamentables acontecimientos.

Desde el inicio de la actual gestión, el Ombudsperson Nacional se comprometió con las víctimas y con los familiares de los normalistas de Ayotzinapa a llevar a cabo una investigación exhaustiva, profunda y efectiva sobre los hechos, orientada a la revisión, evaluación y determinación de las acciones u omisiones en las que pudieron haber incurrido, autoridades municipales, estatales y federales, ANTES, DURANTE y DESPUÉS de los acontecimientos del 26 y 27 de septiembre de 2014, basada en las siguientes cuatro premisas fundamentales:
  1. Contribuir en la búsqueda de la verdad,
  2. Que los responsables sean sancionados,
  3. Lograr que los derechos de las víctimas sean reparados y
  4. Exigir que se garantice la no repetición de hechos de esa naturaleza.

A fin de preservar y garantizar los derechos humanos de las víctimas que pudieran ser vulnerados de manera irreparable y para que las autoridades e instancias correspondientes pudieran realizar las acciones oportunamente antes de que se volvieran de muy difícil o imposible materialización, en un hecho inédito, la Comisión Nacional de Derechos Humanos hizo públicos 4 reportes preliminares en relación con los acontecimientos de Iguala.
 
  • El primero de ellos, denominado “Estado de la Investigación del ´Caso Iguala”, del 23 de julio de 2015.
  • El segundo, titulado “Reporte de la CNDH en Torno a Indicios de la Participación de la Policía Municipal de Huitzuco y de Dos Agentes de la Policía Federal en los Hechos de la Desaparición de Normalistas en el ´Puente del Chipote de Iguala”, del 14 de abril de 2016.
  • El 11 de julio de ese mismo año, este Organismo Nacional publicó el “Reporte de la CNDH en Torno a los Hechos y Circunstancias en las que Julio César Mondragón Fontes, Normalista de Ayotzinapa Fue Privado de la Vida”.
  • El 18 de junio de 2014, la CNDH emitió un cuarto reporte sobre hechos emergentes que también entrañan violaciones a Derechos Humanos. Documento titulado: “Identidad de ‘La Rana’ o ‘El Güereque’ (Video), Presunto Partícipe en la Desaparición de los Estudiantes Normalistas de Ayotzinapa. Equívoca Detención de Erick Uriel Sandoval Rodríguez”. El grave error de la PGR en este caso al haber detenido a un inocente como probable partícipe de los hechos, tiene gran significado sobre el Derecho a la Verdad que corresponde a las víctimas de los trágicos sucesos de la noche de Iguala y sobre su Derecho de Acceso a la Justicia.

En el transcurso de la investigación se realizaron:
  • 672 entrevistas;
  • 500 acciones de atención a víctimas;
  • la revisión de 2,927 intervenciones periciales;
  • 11 solicitudes de medidas cautelares a diversas instancias; y
  • 1,890 requerimientos de información, en 258 oficios, a diversas autoridades de los tres poderes de los tres niveles de gobierno, a órganos y organismos públicos autónomos nacionales e internacionales, así como a particulares.
La práctica de estas diligencias constan en un expediente integrado por 1,000,100 fojas constantes en 1,255 tomos, a los que se encuentran agregados 165 anexos.
 
Emisión de la Recomendación 15VG/2018 por Violaciones Graves a Derechos Humanos en el “Caso Iguala”.

El 28 de noviembre de 2018, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió la Recomendación 15VG por Violaciones Graves a Derechos Humanos en el “Caso Iguala”, producto de una profunda investigación exhaustiva, integral,  multidisciplinaria y científica cuando resultó procedente en los aspectos más controvertidos del caso y las circunstancias lo exigieron.

La Recomendación que consta de un muy apretado resumen de 2,177 páginas del expediente de más de un millón de hojas, conlleva el informe final de la CNDH y está construida sobre la base de una narrativa en la que la descripción de los hechos se desarrolla conjuntamente con el soporte probatorio agregado a las constancias, mostrando de manera muy cercana, a partir de la evidencia contenida en el expediente, cómo ocurrieron estos sucesos. Lo complejo e ininteligible del caso y sus condiciones, plantearon la necesidad de un documento recomendatorio accesible a sus contenidos para facilitar la comprensión del asunto. El documento recomendatorio consta de 36 apartados:
  1. Consideraciones para la Recomendación.
  2. Dificultades Enfrentadas en la Investigación y en la Integración del Expediente de Queja.
  3. Diligencias Practicadas en el Desarrollo de la Investigación de Violaciones Graves a Derechos Humanos (numeralia).
  4. La Situación Criminal en Guerrero y en sus Municipios de Iguala, Cocula, Huitzuco y Tixtla.
  5. Surgimiento de la Policía Comunitaria en el Estado de Guerrero, ante la Ineficacia del Estado para Garantizar la Función de Seguridad Pública en esa Entidad Federativa.
  6. Situación Político-Electoral en Torno al Municipio de Iguala de la Independencia Guerrero, al 26 de Septiembre de 2014.
  7. Situación del Sistema de Seguridad Pública en los Municipios de Iguala y Cocula al Día de los Hechos.
  8. Deficiencias en la Función Reguladora y de Control de la LX Legislatura del H. Congreso del Estado de Guerrero, ante los Graves Problemas de Inseguridad Presentes en el Municipio de Iguala.
  9. Situación de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” al Día de los Hechos.
  10. Traslado de los Normalistas en Unidades de Autotransporte Público Durante la Sucesión de los Hechos de Iguala del 26 y 27 de septiembre de 2014.
  11. Persecución y Agresión a los Normalistas que Viajaban en la Caravana de Autobuses Interceptada en la Calle Juan N. Álvarez y Periférico. Desaparición de los Normalistas que Iban a Bordo del Autobús “Estrella de Oro” 1568.
  12. Ataque en Contra de un Grupo de Reporteros en la Calle Juan N. Álvarez y Periférico de Iguala, en la Madrugada del 27 de septiembre de 2014.
  13. Circunstancias en las que el Normalista Julio César Mondragón Fontes, fue Privado de la Vida.
  14. Hechos de Desaparición de un Grupo de Normalistas de Ayotzinapa en el “Puente del Chipote” de Iguala.
  15. Hechos Ocurridos, en el Crucero de “Santa Teresa”, en Iguala. Agresión a los “Avispones de Chilpancingo”.
  16. Operación del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Computo (C-4) de Iguala, Durante los Hechos Ocurridos el 26 y 27 de Septiembre de 2014. Intervención derivada a Instancias de Seguridad y de Emergencia.
  17. Posibles Destinos de los Normalistas Desaparecidos.
  18. Traslado y Entrega de un Grupo de Normalistas a la Organización Criminal “Guerreros Unidos” por Elementos de Corporaciones Policiales.
  19. Escenario del Vertedero de Cocula.
  20. El Escenario del “Río San Juan” en las Investigaciones.
  21. Consideraciones para la Determinación del Destino Final de los Normalistas Desaparecidos.
  22. Análisis de la Ubicación Georreferencial de las Líneas de Telefonía Móvil de los Normalistas de Ayotzinapa Desaparecidos, de Elementos de Corporaciones Policiales Partícipes y de Integrantes de la Organización Criminal “Guerreros Unidos”, en los Momentos Críticos de los Hechos de Iguala.
  23. Perspectiva de la Atención Médica de Urgencia Proporcionada a las Víctimas de los Eventos Ocurridos en Iguala los Días 26 y 27 de Septiembre de 2014.
  24. Posible Vinculación de un Grupo de Taxistas de Iguala de la Independencia, con Integrantes de la Organización Criminal “Guerreros Unidos” que Operan en ese Municipio.
  25. Circunstancias en las que ocurrieron los Bloqueos al Tránsito Vehicular en los Poblados de Sabana Grande y Mezcala, su Vinculación con los Hechos de Iguala.
  26. Sobre la Transmisión de Órdenes para Ejecutar Actos de Desaparición de los Normalistas de Ayotzinapa.
  27. Acerca de las Motivaciones que Originaron las Agresiones Contra los Normalistas de Ayotzinapa.
  28. Actuación de Elementos Militares Adscritos al 27/o. Batallón de Infantería, frente a los Acontecimientos Ocurridos el 26 y 27 de Septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero.
  29. Situación Jurídica Generada por la Violación a Derechos Humanos en el “Caso Iguala”.
  30. Primeras Investigaciones y Consignación del Presidente Municipal de Iguala.
  31. Incursión del Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República con el Detenido Agustín García Reyes (a) “El Chereje”, en las Inmediaciones del Río “San Juan” de Cocula, Guerrero, el 28 de Octubre de 2014.
  32. Quejas Interpuestas por Inculpados en el “Caso Iguala” por Posibles Actos de Tortura, Trato Cruel, Inhumano y/o Degradante, Detención Arbitraria y Otras Violaciones (72 expedientes de queja).
  33. Información Oficial sobre los Hechos de Iguala que Violentó el Derecho a la Verdad.
  34. Insuficiencias, Irregularidades y Deficiencias en la Investigación Ministerial de los Hechos.
  35. Identidad de “la Rana” o “el Guereque”, Presunto Partícipe en la Desaparición de los Estudiantes Normalistas de Ayotzinapa. Equívoca Detención de Erick Uriel Sandoval Rodríguez.
  36. Sobre la Victimización, Revictimización y Reparación Integral del Daño para los Afectados del “Caso Iguala”.
Al finalizar cada Apartado de la Recomendación se especifican las violaciones a los derechos humanos que se han acreditado independientemente de que en la narrativa previa se haga referencia a ellas. En el presente caso, se actualizaron violaciones graves a derechos humanos como la violación del derecho a la vida, a la integridad y seguridad personal, a la libertad, a la legalidad, a la seguridad jurídica y al trato digno. De igual manera, se acreditaron violaciones a derechos humanos como el derecho de acceso a la justicia, a la verdad, a la educación y a la salud, entre otros.

En el curso de los textos narrativos de cada apartado de la Recomendación, se hace referencia a las evidencias que dan sustento a la exposición. Las evidencias pueden ser consultadas en el Anexo a la Recomendación denominado “Evidencias Documentales Soporte de Cada Uno de los Apartados que Conforman la Recomendación”. Este Anexo se remitió a las autoridades en archivo electrónico y puede ser consultado en la página electrónica de la CNDH.

En cada apartado de la Recomendación se hace referencia a propuestas de investigación y de acciones que se plantearon a las autoridades recomendadas. Las propuestas suman un total de 224, que se especifican en el Anexo de la Recomendación que se identifica como “Propuestas a las Autoridades” y que también es consultable en la página electrónica de la CNDH.

En la parte final del documento recomendatorio sobre el “Caso Iguala”, se ubican las recomendaciones específicas dirigidas a las diversas autoridades, de los tres niveles de Gobierno.

En la Recomendación se formularon un total de 120 puntos recomendatorios dirigidos a 17 autoridades tanto del orden federal, como del estatal y municipal. De igual modo, se remitió copia de conocimiento a 5 autoridades para realizar 8 acciones derivadas de estos puntos recomendatorios. En ese sentido, se plantean un total de 128 puntos recomendatorios.

Hasta el momento de redacción de este Informe, de las 17 autoridades federales, estatales y municipales a las que les fue dirigida la Recomendación, todas la han aceptado a excepción de la Secretaría de Salud del Estado de Guerrero y del Presidente Municipal de Cocula, quienes no han hecho pronunciamiento alguno.



















 




En un anexo más a la Recomendación denominado “Estatus de Atención a las Observaciones y Propuestas Planteadas por la CNDH”, se establece el seguimiento a las 57 observaciones y propuestas formuladas en los reportes preliminares emitidos por la CNDH, de las cuales, 11 pueden considerarse como totalmente atendidas, mientras que 36 se encuentran en vías de atención y 10 tienen un estatus de No Atendidas.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos presentó la Recomendación sobre Violaciones Graves a Derechos Humanos. De esa manera, se dio a conocer a las víctimas y a la sociedad, desde la perspectiva de los derechos humanos, la verdad de lo ocurrido en Iguala, Guerrero, los días 26 y 27 de septiembre de 2014, en un caso abominable que se volvió emblemático de la descomposición institucional y social que enfrenta nuestro país.

Quienes tenían a su cargo el hacer efectivo el Derecho a la Verdad de las víctimas y de la sociedad, fallaron en cumplir con tal obligación y, en razón de ello, la CNDH optó por acercarse ella misma a la verdad. Entre las consecuencias del poco profesionalismo con el que se han llevado a cabo las investigaciones, en particular la que está a cargo de la Procuraduría General de la República, se encuentra el que se haya subestimado el hallazgo de 38 porciones petrosas de huesos temporales detectadas por dicha instancia, así como el que se haya ignorado que en el material contenido en la bolsa recuperada del Río San Juan se encontraban otras 3 porciones petrosas, además de 52 fragmentos óseos y 21 elementos odontológicos susceptibles de someterse a pruebas de ADN de acuerdo con la estimación del equipo pericial de la CNDH para avanzar en la determinación del destino de los 43 normalistas desaparecidos al precisar, científicamente, si los huesos corresponden a ellos o a personas diversas.

El hallazgo de las porciones petrosas de huesos temporales constituiría un elemento suficiente para concluir que, cuando menos, los cuerpos de 21 personas habrían sido incinerados en el basurero de Cocula, siendo indispensable realizar los análisis genéticos inicialmente a 114 fragmentos óseos a efecto de determinar si corresponden a alguno de los estudiantes normalistas desaparecidos o son de otros individuos, tomando en consideración que la incineración y disposición de cadáveres en el basurero antes mencionado, era un práctica frecuente entre los miembros del crimen organizado en la zona. El examen de los restos óseos encontrados es un elemento que podrá definir con certeza el destino de los estudiantes que, hasta ahora, se consideran desaparecidos, así como clasificar debidamente los delitos por los que se persiga y juzgue a los responsables. Todos estos aspectos se analizan en el Apartado 19 de la Recomendación. Para abreviar los caminos en la aspiración de conocer a plenitud la verdad de los acontecimientos de la noche de Iguala, la primera acción, que incluso implicaría comenzar a cumplir con la Recomendación de la CNDH, que las instancias de Gobierno tendrían que hacer, es enviar a la Universidad de Innsbruck, Austria, los restos propuestos por la CNDH para que sean analizados genéticamente y se determine si corresponden o no a los normalistas de Ayotzinapa. De cualquier forma, sean o no correspondientes a los normalistas, la identidad de los mismos es trascendente ante la realidad de 37 mil personas desaparecidas en el país.

Del mismo modo, en la Recomendación se establece que no se ha investigado la actitud omisa o tolerante de autoridades de distintos niveles y órdenes de gobierno que, pese a advertir de manera directa mediante la información que llegaba al denominado Centro C4, que algo muy grave sucedía en Iguala en perjuicio de  estudiantes normalistas, se abstuvieron de ordenar una intervención directa e  instrumentar acciones que, de haberse realizado, hubiesen producido otro desenlace de los hechos. En este sentido, también llama la atención el que se aceptara y permitiera por parte de las autoridades la operación limitada del Centro C4, con sólo 4 de 25 cámaras de video, mientras que, por otra parte, se permitía la operación libre y con total impunidad de otros instrumentos de vigilancia y control similares muy posiblemente por parte de las organizaciones criminales (Apartado 16 del documento recomendatorio).

En este contexto, las investigaciones practicadas por la CNDH permitieron establecer de manera presuntiva que en los hechos de la noche de Iguala del 26 de septiembre de 2014, imperó el poder decisor sobre todos los partícipes, cómplices, autores materiales e intelectuales, de un instigador primario y común a los intervinientes conocido como “El Patrón”, quien presuntamente tomó decisiones relevantes relativas al destino de los normalistas de Ayotzinapa, señaladamente a los desaparecidos, tanto de los sustraídos del autobús 1568, como los llevados del 1531. Los elementos de prueba obtenidos evidencian la “presencia” de “El Patrón”, en cada uno de los siete escenarios y momentos en los que ocurrieron actos de agresión y desaparición dirigidos contra los normalistas en Iguala. De tal forma que la identidad de “El Patrón” concierne a un sujeto con alta capacidad de dirección y organización para la realización de actividades ilícitas. Las consideraciones en torno a la participación del personaje identificado como “El Patrón” en los hechos de Iguala, se encuentran contenidos en el Apartado 26 de la Recomendación denominado “Sobre la Transmisión de Órdenes para Ejecutar Actos de Desaparición de los Normalistas de Ayotzinapa”.

En el Apartado 27 de la propia Recomendación relativo a “Acerca de las Motivaciones que Originaron las Agresiones Contra los Normalistas de Ayotzinapa”, se establece que durante el desarrollo de la investigación de los hechos de Iguala, surgieron diversas hipótesis que pretenden explicar las posibles motivaciones que tuvieron los perpetradores para consumar los trágicos acontecimientos de Iguala, Guerrero. La CNDH identificó diversas versiones que pudo agrupar en 6 hipótesis. Algunas son producto de inferencias que podrían ser lógicas pero de las cuales no existe evidencia alguna en el expediente de investigación. En ese tenor se ubican las hipótesis circunstanciales que básicamente indican que algún o algunos de los autobuses en que aquella noche fatídica se desplazaban los normalistas, llevaban un cargamento de droga. Otras, derivan de investigaciones periodísticas que recaban elementos que podrían constituir evidencia pero que no encuentran soporte en las constancias del caso. Unas más, se desprenden de las propias actuaciones y de su análisis. Entre estas, destaca la hipótesis 6 en la que se agrupan las referencias a la “infiltración” de miembros de la organización criminal de “Los Rojos” en el grupo de normalistas que hizo presencia en las inmediaciones y en la ciudad de Iguala.

En el Apartado 32 de la Recomendación, relativo a “Quejas Interpuestas por Inculpados en el “Caso Iguala” por Posibles Actos de Tortura, Trato Cruel, Inhumano y/o Degradante, Detención Arbitraria y Otras Violaciones (72 Expedientes de Queja)”, se da cuenta de cómo se llevó a cabo el proceso de integración de los 72 expedientes de Queja.

A diferencia de otras instancias intervinientes en la investigación del “Caso Iguala”, en todos y cada uno de los asuntos investigados en los que se planteó como posibilidad la Tortura, la CNDH aplicó el “Protocolo de Estambul”, instrumento recomendado por la ONU específicamente para estos casos. En el desahogo de las diligencias, los Visitadores Adjuntos y Peritos de la Comisión Nacional cumplieron con los estándares de oficiosidad, minuciosidad, competencia, prontitud, especialidad, imparcialidad, protección e información que prevé el mencionado Protocolo.

Para el análisis de los 72 expedientes, la CNDH diseñó una estrategia de trabajo específica basada en la participación, discusión e intercambio de opiniones de un equipo pericial colegiado que, a la luz del conocimiento científico interdisciplinario, buscó el consenso en el estudio de las Opiniones Médicas y Psicológicas Especializadas, lo cual posibilitó a los Visitadores Adjuntos responsables de cada uno de los casos, la integración jurídica de estos elementos que valoraron con todos los demás agregados a cada expediente y, finalmente, la resolución de cada uno de los asuntos.

Respecto a la atención a víctimas, la Recomendación contiene un apartado específico denominado “Sobre la Victimización, Revictimización y Reparación Integral del Daño para los Afectados del ‘Caso Iguala”, en el cual se ha documentado la existencia de, al menos, 244 grupos familiares que abarcan un mínimo de 685 personas que se vieron impactadas por los hechos de Iguala, Guerrero.

La CNDH ha hecho públicas sus evidencias en el presente caso y reitera su disposición a que se estudien, analicen y discutan, cuestión que resulta de especial relevancia y utilidad en lo relativo a la evidencia científica y opiniones expertas. Plantea que sea la ciencia la que hable. En este caso, el trabajo que desarrolle cualquier instancia u organismo de seguimiento e investigación al caso tendrá en el trabajo desarrollado por la Comisión Nacional la base y una guía y orientación para continuar con una investigación objetiva e integral que determine las responsabilidades que se deriven. En este sentido, la CNDH reitera su disposición para, desde su autonomía y en el ámbito de sus atribuciones constitucionales y legales, colaborar con la Comisión creada por el Gobierno Federal a través del Decreto del 4 de diciembre de 2018, por el que se “instruye establecer condiciones materiales, jurídicas y humanas efectivas, para fortalecer los derechos humanos de los familiares de las víctimas del caso Ayotzinapa a la verdad y a acceso a justicia”. 

Se enfatiza que este Organismo Nacional, ha iniciado un estricto, riguroso y detallado seguimiento a la Recomendación, con la manifiesta intención de verificar que se cumpla puntualmente y en forma cabal, con todos y cada uno de los puntos recomendatarios que se formularon.

La Recomendación, sus Anexos y las Evidencias que la soportan pueden ser consultadas en la página de internet de este Organismo Nacional  http://www.cndh.org.mx/Caso_Iguala
Herramientas para accesibilidad