INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2016    Ayuda

Contra la Trata de Personas

Análisis Situacional de la Trata de Personas

La trata de personas es un delito multicausal que no conoce fronteras. Cualquier persona es una potencial víctima de trata desde el momento en que se encuentre en posibilidad de satisfacer la demanda de algún explotador, de ser sometida a surtir un determinado mercado; en este sentido, este delito no distingue sexo, raza, edad, orientación sexual o nacionalidad. No obstante, el perfil de las víctimas identificadas tanto en México como en otros países confirma que las mujeres son las más susceptibles a ser víctimas. Este grupo poblacional es el que sufre sistemáticamente de desigualdad en el acceso a oportunidades educativas y laborales, así como de estereotipos de género que las convierte en objetos y contribuyen a la concepción de las mujeres como una mercancía que puede venderse, rentarse y desecharse.
 
Particularmente sensible es la situación de los derechos humanos de las víctimas de trata de personas en nuestro país. Si bien se ha avanzado en el conocimiento de este delito, queda también mucho camino por recorrer. Frecuentemente, las víctimas de trata se enfrentan a la falta de coordinación interinstitucional para la restitución del goce de sus derechos y a la indolencia y/o falta de especialización de las personas servidoras públicas que, con sus actos u omisiones, incurren en violaciones a sus derechos humanos.

A las víctimas de trata se les vulneran –derivado del acto delictivo pero también previa y posteriormente a ello– básicamente todos los derechos que se establecen en los instrumentos internacionales de derechos humanos; concretamente, por señalar algunos: el derecho a no ser sometidas a esclavitud ni a servidumbre, el derecho a la libertad, a una vida digna, a la seguridad personal, a no ser sujetas a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la no discriminación.
 
Según datos del Reporte Global sobre Trata de Personas 2014 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, a nivel internacional entre los años 2010 y 2012, el 53% de víctimas de trata eran objeto de explotación sexual y 40% de trabajos o servicios forzados. Se observó también la característica transnacional del delito, ya que seis de cada 10 víctimas eran trasladadas cruzando al menos una frontera, 37% entre países vecinos en la misma región; la mayoría de los tratantes en estos casos son hombres provenientes del país en donde se les condena, 64% de los casos contra el 22% de tratantes extranjeros.
 
La UNODC identificó que la mitad de las víctimas eran mujeres adultas explotadas sexualmente, pero que en los últimos años ha aumentado el número de niñas víctimas de este delito, mientras que la mayoría de las víctimas de trata con fines de trabajo forzoso eran hombres. En todo el mundo, más de 90% de países tipifican el delito de trata de personas, pero hay pocos fallos condenatorios; solamente cuatro de cada 10 países registraron 10 o más fallos condenatorios por año y 15% nunca han registrado fallo alguno.
 
No obstante, de acuerdo con datos recabados -del 15 de junio de 2012 al 30 de junio de 2015- por esta Comisión Nacional, se encontró que el 93% de las víctimas de trata de personas son mujeres y 26% son personas menores de edad, sin embargo, en los casos iniciados por SEIDO la mayoría reportada son hombres y personas menores de edad. Del total de víctimas en el ámbito federal como local se han identificado personas cuyos países de origen son: Estados Unidos de América, Honduras, Colombia, Argentina, El Salvador, Guatemala, Cuba, Chile, Nicaragua, Venezuela, entre otros.
 
También se observó que de 1,458 averiguaciones previas iniciadas en el ámbito local, 27% derivaron en consignaciones y solo 18.4% en sentencias condenatorias, con un total de 108 personas sentenciadas. En el ámbito federal, la PGR reportó 571 averiguaciones previas iniciadas, con un porcentaje de 15.9% de consignaciones y un 1.9% de sentencias condenatorias, con un total de 12 personas sentenciadas.

Antecedentes y Objetivo Principal en Materia de Trata de Personas

El Programa contra la Trata de Personas opera desde octubre de 2007, con el objetivo de atender el problema de manera integral, en los aspectos jurídico, institucional y social, y de establecer estrategias y acciones para prevenir, erradicar y sancionar este delito, así como proteger y brindar asistencia a las víctimas del mismo.

Su objetivo es ser una instancia proactiva y especializada que aporte al combate y prevención de la trata de personas, así como a las acciones dirigidas a garantizar la atención integral a las víctimas de trata de personas, desde una perspectiva de derechos humanos, a partir de la elaboración de herramientas técnicas y prácticas, el impulso a una cultura inclusiva/incluyente, interesada y ocupada en la prevención de los factores que propician y promueven el crecimiento de este fenómeno delictivo, así como del fortalecimiento de estrategias dirigidas a garantizar la restitución de los derechos de las víctimas de trata de personas.

De igual forma, en este ámbito busca contribuir a la erradicación del delito de trata de personas, así como prevenir violaciones a los derechos humanos de las víctimas. Para ello, procura focalizar los esfuerzos institucionales en  la elaboración y publicación de herramientas técnicas y prácticas, así como acciones de coordinación interinstitucional, tanto a nivel nacional como internacional, en materia de identificación de víctimas, prevención universal (dirigida a toda la población para prevenir la trata de personas y promover comunidades libres de violencia), selectiva (focalizada a grupos que registran un mayor riesgo de convertirse en víctimas o tratantes/explotadores) e indicada (a fin de evitar la reincidencia de personas generadoras de violencia y evitar la victimización secundaria), procuración de justicia desde una perspectiva de derechos humanos, y atención a víctimas de trata de personas desde una visión de restitución de derechos.

Este programa enfoca sus servicios de atención y promoción en diversas vertientes. Por una parte, se dirige a personas servidoras públicas, autoridades y sociedad civil, como población objetivo de los servicios de capacitación y profesionalización. Por otra, atiende a la población, a través de campañas de prevención y sensibilización; asimismo, desarrolla acciones dirigidas a sectores específicos en situación de vulnerabilidad ante la trata de personas.

Aunado a lo anterior, el Programa contra la Trata de Personas recibe quejas, conoce e investiga a petición de parte, o de oficio, presuntas violaciones de derechos humanos a víctimas de trata de personas. Asimismo, formula recomendaciones públicas no vinculatorias y denuncias y quejas ante las autoridades respectivas, en los términos establecidos por el artículo 102, Apartado B, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El delito de trata de personas se caracteriza por carecer de una correcta identificación no solo por parte de las y los servidores públicos, sino por parte de la sociedad y de la propia víctima por lo cual el programa implementa acciones dirigidas a tener contacto con posibles víctimas en espacios y comunidades de origen y destino, así como promover la denuncia anónima electrónica. Se ha dado una especial atención al monitoreo en medios de comunicación los 365 días del año para identificar posibles casos de trata de personas y tener una respuesta proactiva, sin la necesidad de que las víctimas tengan que presentar su queja antes este Organismo Nacional.

Para dar cumplimiento a los objetivos señalados, se impulsa una estrategia basada en tres ejes de acción. El jurídico, a través del cual se  da difusión a los instrumentos normativos nacionales e internacionales sobre trata de personas y derechos humanos, a fin de promover su cabal cumplimiento. Además se impulsa la adopción de un marco jurídico nacional homogéneo, armonizado con los tratados internacionales, así como la implementación de leyes especializadas en la materia en cada entidad federativa. Por medio del eje institucional se fomenta la coordinación con los tres órdenes de gobierno para sensibilizar y capacitar a las y los servidores públicos, así como coadyuvar con las autoridades, promover y observar el cumplimiento de las obligaciones correspondientes en materia de prevención, persecución y sanción del delito, para una eficiente protección y asistencia de las víctimas del mismo. Finalmente, con base en el eje social se promueven y coordinan acciones de sensibilización y cooperación en todos los sectores de la sociedad civil, con el fin de lograr una eficaz respuesta social a este problema y evitar la captación de víctimas.

Seguimiento de la Situación de la Trata de Personas

La trata con fines de explotación en los trabajos o servicios forzados en el campo es una de las modalidades de este delito menos identificables y más normalizada. Durante este año, con la finalidad de verificar las acciones que las instancias de inspección de condiciones laborales se encuentran realizando en este ámbito, en especial, para la identificación de niños, niñas y adolescentes víctimas, se realizaron solicitudes de información a las secretarías del trabajo de las entidades federativas y a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Por otra parte, con la finalidad de promover la investigación en torno a este tema, con el impulso de la Cátedra Extraordinaria “Trata de Personas” de la UNAM se llevó a cabo el Primer Concurso de Ensayo sobre la trata de personas y el Tercer Premio Universitario de Tesis sobre Trata de Personas.

Promoción en Materia de Trata de Personas


 Durante 2016, se llevó a cabo un programa de actualización jurídica en materia del delito de trata de personas, dirigido a áreas de procuración e impartición de justicia. Asimismo, se proporcionaron herramientas para la detección e identificación, atención y asistencia a las víctimas de este delito, con particular énfasis en el respeto y la garantía de sus derechos.

Se impartieron, por otra parte, talleres al sector salud con la finalidad de proporcionarles las herramientas que permitan la detección y atención de las víctimas de trata de personas, con ello contribuir a la reducción de vulnerabilidades de mujeres, niñas, niños y adolescentes como susceptibles víctimas de la trata de personas.

En total, se realizaron 143 acciones de capacitación en toda la República Mexicana con las cuales se impactaron a  18,978 personas. Aunado a ello se asistió a 112 reuniones con objeto de coordinar acciones vinculadas a las víctimas o a la prevención y atención de este delito. En total, derivado de las acciones de prevención se impactaron a 27,300 personas.
 
Se dio especial atención a la sensibilización y prevención de la trata de personas en niñas, niños y adolescentes. En alianza con la Organización por el Camino a la Igualdad entre Mujeres y Hombres A.C., se inició el Programa “Promotores Solidarios para hacer visible en la sociedad la Trata de Personas”, y se promovió el portal creado por la citada organización dirigido a adolescentes, con base en los materiales de la Campaña Nacional de Prevención de la Trata de Personas de la CNDH.

 

Campañas de Prevención contra la Trata de Personas

Durante 2016 la Campaña Nacional de Prevención de la Trata de Personas “Libertad sin engaños, ni promesas falsas” se vio fortalecida sin duda a partir de las alianzas realizadas con instancias federales comprometidas en esta labor, entre ellas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, con cuyo apoyo se distribuyó material en las plazas de cobro, tiendas de autopistas, baños y paraderos de las autopistas del Estado de México, Chiapas, Tlaxcala, Sinaloa, entre otras entidades federativas, impactando a 12´500,000 personas entre septiembre y agosto. De igual forma, los materiales de la Campaña fueron distribuidos en ferrocarriles, aeropuertos, administraciones portuarias y capitanías de puerto.
 
Con el apoyo del Instituto Nacional de Migración se instalaron de manera permanente en sus filtros de ingreso al país, en los aeropuertos internacionales, banners con mensajes preventivos y de información que señalan que en México el pago de servicios sexuales derivados de trata de personas o con niñas, niños y adolescentes es un delito.  
 
A través de las representaciones a nivel nacional, estatal y municipal de Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL) y del Instituto Nacional de las Mujeres se difundieron materiales y se realizaron talleres de sensibilización. Cabe destacar que la Comisión Intersecretarial en esta materia se adhirió a la Campaña, así como el Gobierno del Estado de Michoacán y la Cámara de Diputados, a través de un acuerdo de la Junta Política y el Senado de la República a través de las Comisiones contra la Trata de Personas de Derechos Humanos y de Asuntos Legislativos.
 
Las alianzas con el sector privado han sido de gran importancia, especialmente con Aeroméxico y Volaris, la CROC, los consejos ciudadanos y con diversas organizaciones de la sociedad civil quienes son nuestros aliados más creativos y comprometidos.  De esta forma, con ayuda de decenas de instituciones públicas y de organizaciones de la sociedad civil logramos repartir más de160,209 materiales preventivos en el país. Se tuvo presencia en redes sociales de manera permanente y en televisión y radio con el spot “Cuídate, ve más allá de las apariencias”, fortaleciendo nuestros lazos en aeropuertos, terminales de autobuses y carreteras en donde este spot fue también promocionado.

En julio, en el marco del "Día Mundial contra la Trata de Personas" se llevó a cabo la Jornada Nacional de Participación Ciudadana para la Prevención de la Trata de Personas, en colaboración con el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, Uno a Uno Movimiento contra la Esclavitud y la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en 23 entidades federativas (24 ciudades). 

Con la finalidad de llegar a las poblaciones en mayor situación de vulnerabilidad se lanzó la tercera etapa de la Campaña Nacional contra la Trata de Personas en Lenguas Indígenas a través de la cual se dio a conocer una serie de mensajes preventivos en 21 lenguas indígenas y se lanzó la Radionovela “Tu mentira” dirigida a prevenir la captación a través del engaño y la seducción de mujeres -originarias de comunidades rurales o indígenas- con fines de explotación sexual y en el trabajo doméstico.
 
Por último, para llegar a los lugares donde las víctimas pueden tener acceso, se desarrollaron materiales especiales (viniles) para ser colocados en los baños de bares, restaurantes, aeropuertos, terminales de autobuses, entre otros, promoviendo la denuncia y el número de ayuda de la Línea Nacional contra la Trata de Personas.

Asimismo, se distribuyeron diversos materiales tales como: los “12 Puntos por la Seguridad de las Familias”, el tríptico “Los Derechos de las Víctimas”,  compendio de documentos electrónicos en esta materia, materiales audiovisuales para la prevención y capacitación sobre este delito, así como el DVD con cápsulas y video pedagógico de 21 minutos “Detrás de lo que ves…”.

Divulgación en el Extranjero contra la Trata de Personas

En agosto, el Gobierno de Río de Janeiro difundió la Campaña Nacional de Prevención de la Trata de Personas, durante los Juegos Olímpicos y con posterioridad a ellos, misma que fue adoptada por el Comité Estatal para la Lucha contra la Trata de Personas y el Trabajo Esclavo de esa ciudad. Los contenidos que fueron adoptados al contexto brasileño, con la finalidad de promover mensajes reflexivos y preventivos entre los asistentes a dicho evento internacional.

Asimismo a través de la Organización Pozo de Vida A.C. se difundieron materiales de prevención de la Campaña Nacional de Prevención de la Trata de Personas Libertad sin engaños ni promesas falsas en escuelas de Guatemala; con la finalidad de dar a  conocer el delito de trata de personas.

 

Vinculación Institucional contra la Trata de Personas

Se llevó a cabo la firma de convenios de colaboración con el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal, con la Red Nacional de Consejos Ciudadanos, la Cátedra Extraordinaria “Trata de Personas" y el Instituto Nacional de las Mujeres con la finalidad de establecer las bases y mecanismos para el diseño y realización de acciones conjuntas con relación a la trata de personas.

Protección y Defensa en Materia de Trata de Personas

Durante el ejercicio 2016,  se recibieron 29 asuntos, los cuales dieron inicio a 20  expedientes de queja, cuatro de orientación directa y cinco de  remisión a otro organismo público de derechos humanos.

 Expedientes Fila: Expedientes de QuejaOrientación DirectaRemisiones



Durante el año se realizó un importante seguimiento y monitoreo de notas periodísticas derivándose algunas de ellas en el inicio de quejas, especialmente en materia de trata con fines de explotación en los trabajos forzados y sexual. De los casos atendidos se advierte que las violaciones a los derechos humanos denunciadas con mayor recurrencia son el derecho a la seguridad jurídica, derecho a la igualdad y al trato digno.

Cabe resaltar que la atención a las víctimas del delito de trata de personas es una acción prioritaria para la CNDH, por tanto se llevaron a cabo 260 atenciones específicas, personalizadas y visitas relacionadas con la protección a los derechos humanos de las víctimas de trata de personas.

Recomendaciones contra la Trata de Personas

Cabe resaltar que se emitió la recomendación 28/2016, en el expediente de queja CNDH/5/2015/2374/Q, al acreditarse violaciones a los derechos humanos correspondientes a la seguridad jurídica, procuración de justicia, libre desarrollo de la personalidad, trato digno, y al interés superior de la niñez, como aspectos inherentes a la dignidad humana. Dichas violaciones fueron cometidas en agravio de un grupo de jornaleros agrícolas indígenas Rarámuris, localizados en campos agrícolas del Municipio de Comondú, Baja California Sur.

Asimismo se emitió la recomendación 70/2016, derivado del expediente de queja CNDH/5/2016/5619/Q, al acreditarse violaciones a los derechos humanos a la seguridad jurídica, al trabajo y al trato digno, en agravio de un grupo de jornaleros agrícolas en Rioverde, San Luis Potosí.

 

Medidas Cautelares en materia de Trata de Personas

Se requirieron ocho medidas cautelares a fin de salvaguardar la integridad de personas presuntas víctimas del delito de trata de personas, protegiendo así a la población en situación de vulnerabilidad, especialmente niñas, niños y adolescentes así como integrantes de comunidades indígenas, que se han localizado en campos agrícolas o que fueron rescatadas en bares o centros nocturnos, quienes se encontraban ante el riesgo inminente de sufrir daños irreparables y necesitaban una respuesta e intervención inmediata de las autoridades competentes.