INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2016    Ayuda

Personas desaparecidas

Análisis Situacional de las Personas Desaparecidas

La desaparición de personas, incluida la desaparición forzada en México, constituye una violación pluriofensiva de derechos humanos, toda vez que además de causar daños irreparables a las víctimas, provoca en sus familiares un gran sufrimiento al ignorar la suerte que éstas correrán, generándoles por tiempo indefinido el temor y la incertidumbre de conocer el paradero de su ser querido. Su práctica implica la privación de la libertad y en muchas ocasiones de su vida.
 
Nuestro país enfrenta un serio problema en materia de desaparición de personas, lo cual aunado a los escasos resultados obtenidos por las instituciones de procuración de justicia, tanto en la búsqueda y localización de las víctimas como en la acreditación de los hechos y la probable responsabilidad del inculpado, ocasiona la proliferación de la conducta y, consecuentemente, su impunidad.
 
Esta situación se agrava por el hecho de que no existen cifras oficiales precisas y confiables de personas desaparecidas. Por tanto, es necesario realizar una labor de sistematización, compulsa y depuración de las distintas bases de datos existentes en México, a través de una metodología adecuada y criterios claros que permitan establecer en qué casos existen desapariciones imputables a particulares o señalamientos de desaparición forzada de personas atribuida a agentes del Estado o a personas o grupos que actúan con la autorización, apoyo o aquiescencia del Estado, seguida de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha conducta o de informar sobre el paradero de la persona.
 
Lo anterior, sin desconocer los esfuerzos que se realizan para la expedición de una Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en materia de Desaparición de Personas, sin embargo, resulta necesario redoblar esfuerzos para que el Congreso de la Unión, tomando en cuenta la participación de las y los familiares de las víctimas, las opiniones de las y los integrantes de la sociedad y de los organismos protectores de derechos humanos, expida la ley en la materia, con el objeto de tipificar como delito la desaparición forzada de personas, así como la desaparición de personas cometida por particulares; de prevenir, inhibir y sancionar esas conductas, además de establecer directrices que permitan a la Institución del Ministerio Público realizar una adecuada y oportuna investigación encaminada, primordialmente, a ubicar el paradero de la víctima.
 
El reconocimiento de la dimensión del problema de la desaparición de personas, como el primer paso para lograr desarrollar medidas integrales y efectivas para su erradicación, es uno de los retos más apremiantes del Estado mexicano. La CNDH y las instancias gubernamentales, deben ejercer un papel activo en la defensa, promoción y difusión de los derechos humanos; en la elaboración de diagnósticos sociales, culturales y educacionales; en el diseño, implementación y seguimiento de políticas públicas; así como en la capacitación y sensibilización de los servidores públicos encargados de hacer cumplir la ley.

Antecedentes y Objetivos Principales en Materia de las Personas Desaparecidas

En ese contexto, el 19 de septiembre de 1990, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos creó el Programa de Presuntos Desaparecidos (PREDES). En la actualidad, el Programa tiene como objeto conocer e investigar quejas relativas a personas de las que se desconoce su paradero y cuya desaparición involucra presuntamente la participación de alguna autoridad o persona servidora pública federal, a fin de lograr ubicarlas y determinar la existencia o no de violaciones a derechos humanos.
 
De igual forma, el Programa lleva a cabo las acciones tendentes a coadyuvar con los órganos de procuración de justicia en la búsqueda y localización de las personas desaparecidas. Además, tiene como finalidad incidir en la legislación y en el fortalecimiento de políticas públicas en la materia.
 
En ese sentido, una vez que se tiene conocimiento de un caso de desaparición, cualesquiera que sean los antecedentes que la generaron, este Organismo Nacional, a través del Sistema de Información Nacional de Personas Extraviadas y Fallecidas No Identificadas (SINPEF), procede a realizar diversas gestiones encaminadas a coadyuvar en la ubicación de la persona de que se trate, en el entendido que las acciones de búsqueda y localización de la víctima corresponden a los órganos de procuración de justicia.

Protección y Defensa de los Derechos Humanos de las Personas Desaparecidas

Dentro de las actividades realizadas para coadyuvar con dichos órganos de procuración de justicia en la búsqueda y localización de personas, así como para dar seguimiento a los expedientes de queja iniciados en esta Comisión Nacional, a través del Programa de Presuntos Desaparecidos, se llevaron a cabo del 1 de enero al 31 de diciembre, 842 diligencias en diferentes entidades federativas, entre las que se encuentran 40 asesorías jurídicas, 234 consultas de investigaciones ministeriales, 209 entrevistas con autoridades federales y 85 con estatales y municipales, dos entrevistas con Comisiones Estatales de Derechos Humanos, 22 entrevistas con familiares de personas desaparecidas y 45 con personas quejosas, tres entrevistas con testigos, dos visitas a hospitales en búsqueda de personas desaparecidas, 17 gestiones telefónicas realizadas durante las diligencias, cuatro oficios entregados durante la diligencia a autoridades federales y cuatro a estatales, además de tres requerimientos de investigaciones ministeriales en copias certificadas y una en copia simple.
 
Personal de la CNDH realizó acompañamientos a diversos Centros de Readaptación Social en los estados de Coahuila y Veracruz, dos con integrantes de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-M) y cinco a integrantes del colectivo El Solecito de Veracruz. Asimismo, se realizaron acompañamientos en búsqueda de fosas clandestinas en los estados de Guerrero y Veracruz, dos con integrantes de la asociación civil Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos y uno con el Movimiento Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas en Veracruz.
 
Se efectuaron 37 reuniones de trabajo: 20 con Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-M), en dos de las cuales también estuvieron presentes integrantes de Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas, del Colectivo de Familias Centroamericanas Red de Verdad y Justicia, del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) y del Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador (COFAMIDE); así como, 12 con el Colectivo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas en Veracruz, dos con el colectivo El Solecito de Veracruz y tres con la asociación civil Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos.
 
Cabe destacar que los días 2 y 7 de septiembre, se acudió a dos reuniones de trabajo en el Senado de la República para analizar el proyecto de Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en materia de Desaparición de Personas.
 
También se realizaron dos reuniones con integrantes del Comité Internacional de la Cruz Roja y 112 acompañamientos a quejosos y/o familiares de personas desaparecidas ante diversas autoridades federales y estatales.
 
Visitadores adjuntos de la CNDH estuvieron presentes como observadores durante siete días (del 25 al 30 de junio y el 1 de julio), en las marchas y bloqueos carreteros realizados por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en el estado de Chiapas.
 
El 23 de agosto, se participó en el foro denominado Encuentro Nacional sobre Desaparición Forzada en México, llevado a cabo en las instalaciones de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.
 
En el marco del Convenio de Cooperación y Asistencia Interinstitucional entre la CNDH y el Programa de Apoyo a las Defensorías del Pueblo de Iberoamérica (PRADPI) de la Universidad de Alcalá, España, se trabajó en la elaboración de un protocolo de actuación para la protección de los derechos de las víctimas de desaparición forzada de personas.
 
Es de resaltarse que se revisaron alrededor de 150 investigaciones ministeriales, conformadas por más de 300 tomos, en relación a quejas iniciadas por probables violaciones a los derechos humanos de personas desaparecidas y sus familiares, con la finalidad de coadyuvar en su búsqueda y localización.
 
Por otra parte, esta Comisión Nacional, también llevó a cabo las siguientes acciones encaminadas a la búsqueda y localización de personas:
 
En cuanto a búsqueda de personas desaparecidas en fosas clandestinas en el estado de Veracruz, del 17 de agosto al 15 de diciembre, se acudió en compañía del colectivo El Solecito de Veracruz, así como de autoridades federales y estatales al predio denominado Colinas de Santa Fe, en donde se realizaron 77 acciones de búsqueda, localizándose 107 fosas con hallazgos de restos óseos, prendas de vestir y artículos personales.
 
Asimismo, con integrantes de Red de Enlaces Nacionales, en la comunidad de Cerro Azul, municipio de Paso de Macho y en Amatlan de los Reyes, Veracruz, se llevaron a cabo la primera y segunda Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, en las que participaron integrantes de diversos colectivos de familias de personas desaparecidas de los estados de Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Querétaro, Sinaloa y Veracruz. La primera brigada se realizó del 11 al 21 de abril y en ella fueron localizados 11 puntos con hallazgos de restos óseos, prendas de vestir y artículos personales. En la segunda brigada realizada del 18 al 28 de julio, se localizaron seis sitios con hallazgos de restos óseos.
 
Con el colectivo por la Paz de Veracruz se realizaron tres acciones de exhumación en el Panteón de Palo Verde, ubicado en la ciudad de Xalapa, con la finalidad de localizar los restos de una persona desaparecida.
 
En el estado de Coahuila, los días 28, 29 y 30 de septiembre, en acompañamiento a integrantes de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-M), se realizaron acciones de búsqueda en zonas aledañas a Torreón, localizándose dos zonas con restos óseos, prendas de vestir y artículos personales.
 
En el estado de Guerrero en acompañamiento al colectivo Siempre Vivos, los días 11 y 12 de mayo, se llevó a cabo 1 acción de búsqueda en el municipio de Chilapa en la que se localizaron dos restos óseos.
 
De igual manera, con el colectivo Los Otros Desaparecidos de Iguala, los días 19 y 26 de junio y 3 y 17 de julio, se realizaron cuatro acciones de búsqueda en Iguala sin que se encontrara hallazgo alguno.
 
Durante el 2016 entre las actividades constantes de este Organismo Nacional destaca también la revisión de expedientes en acompañamiento a colectivos de diferentes entidades federativas, con la finalidad de verificar el avance de las investigaciones realizadas por las instituciones federales y estatales de procuración de justicia.
 
En el estado de Veracruz, en los municipios de Córdoba, Xalapa y Poza Rica, se llevaron a cabo nueve reuniones en las que estuvieron presentes integrantes de los colectivos: Por la Paz, El Solecito de Veracruz, Madres en Búsqueda de sus Hijos y Familiares en Búsqueda “María Herrera de Poza Rica”.
 
En Querétaro se realizaron tres revisiones de expedientes en acompañamiento al colectivo Desaparecidos Justicia A.C. En Coahuila se tuvieron 10 reuniones con el colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-M), así como con autoridades locales y federales en las que se revisaron expedientes. En la Ciudad de México, con el mismo objeto, se llevaron a cabo dos reuniones con los colectivos Madres en Búsqueda de sus Hijos y Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-M). En Guerrero, en el municipio de Iguala, se realizaron 34 acciones con autoridades federales y estatales vinculadas con el colectivo Los Otros Desaparecidos de Iguala, A.C. a fin de que se les informara el estado de sus expedientes.
 
Con el objeto de generar acercamientos entre autoridades federales y locales con las familias de personas desaparecidas, se asistió a diversas reuniones plenarias, cinco en Saltillo, Coahuila, con el colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México y una en Allende con el colectivo Alas de Esperanza, en las que participaron el Gobernador del estado y representantes de la Secretaría de Gobernación, Secretaría de la Defensa Nacional, Procuraduría General de la República, Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Comisión Nacional de Seguridad, Seguridad Pública y Procuraduría General de Justicia del Estado.
 
En Guerrero, en el municipio de Chilapa, se realizó una reunión con el colectivo Siempre Vivos, en la que estuvieron presentes el Gobernador del estado, representantes de la Procuraduría General de la República y de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y en el municipio de Iguala, se realizaron dos reuniones con el colectivo Los Otros Desaparecidos de Iguala, A.C. a las que también asistieron las autoridades antes señaladas.
 
En el estado de Veracruz se realizaron dos reuniones con el Fiscal General de Justicia del Estado, así como con representantes de la Procuraduría General de la República y de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.
 
Es de destacarse que personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, realizaron una comisión conjunta los días 6 y 7 de diciembre en el estado de Guerrero con integrantes de la sociedad civil, entre ellos, miembros del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, del Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, de los Colectivos de Familiares de Víctimas de Personas Desaparecidas de Chilpancingo, Acapulco, Iguala y Tixtla, del Colectivo Siempre Vivos de Chilapa y el personal de Brigadas Internacionales de Paz (PBI); así como con los representantes de las familias de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala.
 
Por otra parte, en el periodo del 1 de enero al 31 de diciembre, la CNDH a través del programa de Presuntos Desaparecidos giró 113,182 solicitudes de información, de las cuales 7,162 fueron requeridas a autoridades federales, mientras que 106,020 a estatales. Dichos requerimientos se enviaron, en cada caso, a cuando menos 150 autoridades entre las que destacan la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Salud, las dependencias a las que corresponde coordinar, administrar y supervisar los centros penitenciarios, los servicios médicos forenses, los centros hospitalarios de urgencias, traumatología e incluso los psiquiátricos, además de los órganos de procuración de justicia de las 32 entidades federativas, con el objeto de conocer si dentro de sus respectivos archivos o bases de datos, se cuenta con algún antecedente o registro de las personas desaparecidas.
 
En ese mismo periodo se registraron 184 expedientes de los cuales 16 son de queja, 131 de orientación directa y 37 de remisión, mismos que se relacionan con 225 personas agraviadas, de las cuales 10 no se encuentran desaparecidas.
 
A la fecha, Guerrero fue el estado del cual se recibió el mayor número de reportes de personas desaparecidas, seguido de los estados de Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Baja California. Mientras que los estados de los que se recibió el menor número de reportes fueron Guanajuato e Hidalgo. Las entidades federativas de las que no se recibió reporte de desaparición fueron Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Colima, Estado de México, Nayarit, Querétaro, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas.
 
Asimismo, se encuentran en trámite 98 expedientes, de los cuales 86 son de queja, 10 de orientación directa y dos de remisión. Dichos expedientes en su conjunto, se encuentran relacionados con 619 personas agraviadas.
 
Durante el periodo que se informa, se concluyeron 205 expedientes, de los cuales ocho son de queja, 159 de orientación directa y 38 de remisión. Dichos expedientes en su conjunto están relacionados con 237 agraviadas y agraviados. Cabe señalar que fueron localizadas siete personas, de las cuales tres se encontraban con vida y cuatro sin vida.
 
Este Organismo Nacional emitió la Recomendación 11/2016 de fecha 21 de marzo de 2016, con pronunciamiento al Secretario de Marina, sobre el caso de la detención arbitraria, desaparición forzada y ejecución arbitraria en agravio de una persona en Anáhuac, Nuevo León.

Sistema de Información Nacional de Personas Extraviadas y Fallecidas no Identificadas

El Sistema de Información Nacional de Personas Extraviadas y Fallecidas no Identificadas (SINPEF) actualmente está conformado por tres bases de datos: SINPEF Integración; Personas Extraviadas, Desaparecidas o Ausentes (SINDE) y Personas Fallecidas no Identificadas (SINFANI).
 
Base de datos de expedientes SINPEF Integración: En esta base de datos se registran todos aquellos casos que originalmente se recibieron en el área de Quejas de la CNDH, los asuntos que transmite el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la Organización de las Naciones Unidas al Estado mexicano, además de las distintas solicitudes de colaboración que formulan a este Organismo Nacional, las Comisiones Estatales de Derechos Humanos de nuestro país, los organismos no gubernamentales, los órganos de procuración de justicia de las distintas entidades federativas de la República Mexicana, e incluso las personas que de manera individual acuden a esta Institución con el mismo propósito. Dichos casos se encuentran registrados para coadyuvar en su búsqueda y localización.
 
En este año, se radicaron en el SINPEF Integración 410 expedientes relacionados con igual número de personas agraviadas. Se concluyeron 18 expedientes relacionados con 18 personas agraviadas, de las cuales 12 fueron localizados con vida, cuatro sin vida y dos se concluyeron por acumulación, toda vez que se trataba de las mismas personas agraviadas y de los mismos hechos. Es importante señalar que en un expediente de trámite relacionado con dos personas agraviadas, se logró localizar a una de ellos con vida, desconociéndose el paradero de la otra víctima. Asimismo, a la fecha se encuentran en trámite 3,985 expedientes relacionados con 4,940 personas agraviadas.
 
Base de datos de Personas Extraviadas, Desaparecidas o Ausentes: En esta base de datos se registran los antecedentes de personas que se encuentran en esa calidad y que fueron proporcionados, previas gestiones que realiza la CNDH, por los titulares de los órganos de procuración de justicia de las 32 entidades federativas, desde el año 2007 y hasta 2015. Es importante señalar que los datos aportados aún se encuentran en proceso de revisión por parte de este Organismo Nacional, de manera que hasta el momento dicha base cuenta con 32,236 registros. Esta Comisión Nacional se encuentra elaborando un Informe sobre la desaparición de personas en México, en el cual se hará referencia a la problemática de la diversidad de cifras sobre personas desaparecidas.
 
Base de datos de Personas Fallecidas no Identificadas: En esta base de datos se registran los antecedentes de personas que se encuentran con esa calidad, y que fueron proporcionados por los titulares de los órganos de procuración de justicia, a quienes indistintamente corresponde coordinar, administrar y supervisar los servicios periciales de las 32 entidades federativas. Actualmente cuenta con 16,361 registros.

Acciones de Mejora a favor de las Personas Desaparecidas

Con el fin de fortalecer de manera integral la labor de búsqueda y localización de personas desaparecidas, se implementaron las siguientes acciones de mejora:
  • Mayor acercamiento con las familias de los agraviados a efecto de recabar los datos de identificación necesarios para eficientar la búsqueda de personas desaparecidas.
  • En relación con las quejas en trámite, se incrementaron las reuniones de trabajo celebradas en diversas entidades federativas a efecto de revisar las investigaciones ministeriales iniciadas con motivo de la desaparición de personas.
  • Mayor difusión de los servicios de asesoría jurídica y acompañamiento a las y los familiares de personas desparecidas con la finalidad de incrementar los esfuerzos de búsqueda y localización.